El presidente de la Câmara de Valença do Minho, Jorge Mendes, asegura que el sector de la automoción está "eufórico" por establecerse en los municipios del norte de Portugal, y achaca este interés en parte a la "preocupación" que el tejido empresarial tiene sobre la "inestabilidad política en España". En declaraciones al periódico luso Público, Mendes señala que este municipio portugués ha captado ocho nuevas inversiones industriales, la mayoría vinculadas a los sectores del automóvil, el metal y la transformación de pescado, entre otros, que supondrán la creación de 300 puestos de trabajo que podrían llegar a los 500 en una fase avanzada de desarrollo, como había avanzado ya este diario.

"El sector de la automoción está eufórico en la región", explica Mendes, que apunta que se nota no solo en Valença sino también en otros municipios del norte de Portugal como Paredes de Coura, Viana do Castelo, Vila Nova de Cerveira o Caminha. Una de las últimas inversiones vinculadas a la industria de las cuatro ruedas, cuya identidad prefiere mantener por ahora en secreto, es una fábrica de motores para sistemas de climatización de vehículos, como adelantó FARO.

El norte de Portugal, por costes, tanto de terreno como de mano de obra, está ganando por goleada a Galicia en la captación de nuevas industrias del sector de automoción. Solo en el último año, los parques empresariales lusos se han asegurado la implantación de cinco nuevas fábricas de componentes para vehículos, con una inversión conjunta superior a 150 millones de euros y la creación asociada de cientos de empleos.