Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balaídos gana la batalla de los vehículos comerciales ligeros

PSA decidirá en Vigo las compras para el K9 y sus plantas en España y Portugal

»El grupo envía a un directivo francés para coordinar las discusiones con los proveedores »Los centros vigueses de Benteler y Gestamp logran las primeras referencias del proyecto

De izquierda a derecha: Roberto Cavallo (Denso), Juan Antonio Lloves (GKN Driveline), Antonio Vega (Viza), María José Bravo Bosch, Luciano Martínez (Marsan), Núñez Feijóo, Francisco Conde, Alberto Cominges (Ceaga), Jorge Quintas (Snop) y Luis Moreno (CTAG), ayer, en la sede del clúster. // Marta G. Brea

El grupo PSA Peugeot Citroën ha decidido centralizar en Balaídos la compra de componentes y piezas para sus tres factorías en la Península: Vigo, Mangualde (Portugal) y Villaverde (Madrid). Un responsable francés de la dirección de compras de la multinacional será el nuevo encargado de negociar con los proveedores gallegos, portugueses y magrebíes de cara a los nuevos proyectos como el K9 (la próxima generación de vehículos comerciales ligeros del consorcio que se fabricará en Balaídos desde finales de 2017), según ha podido saber este diario. Las industrias gallegas, agrupadas en Ceaga (Clúster de Empresas de Automoción de Galicia), tendrán el primer encuentro con esta "antena de compras" de PSA mañana en un acto en el que participará también el director de la planta viguesa, Yann Martin.

La asignación de un responsable de compras para las tres fábricas ibéricas de PSA forma parte de la nueva organización regional del consorcio francés, por lo que éste tendrá cierta autonomía a la hora de decidir qué fabricantes de componentes se adjudicarán contratos del K9. "Es la primera vez en muchísimos años que, desde París, se pone una persona para atender esta cuestión", explicó ayer en Vigo el presidente de Ceaga, Luciano Martínez Covelo, tras una reunión del patronato de la fundación con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde. Martínez confió en que esta nueva política de compras permitirá "conocer mucho más directamente" el sector de componentes de Vigo y su área de influencia.

Los proveedores gallegos confían en "como mínimo" mantener el mismo volumen de contratos con el K9 que con el B9 (la generación actual de furgonetas Berlingo-Partner) pese a la fuerte competencia que suponen las industrias ubicadas en el norte de Portugal y en Marruecos, y que se verán beneficiadas por los cambios logísticos que ultima PSA-Vigo (con los síncronos largos). El presidente de Ceaga reconoció que algunos componentes "se van a perder", pero apuntó que "otros se van a ganar". La industria viguesa aspira en este sentido a captar productos de mayor valor añadido que ahora se producen en otros países europeos menos competitivos en costes.

Grupo de trabajo

Ceaga cuenta con un grupo de trabajo centrado en esta misión, según Martínez. La fase de adjudicación de contratos del K9 arrancará oficialmente el próximo enero y tendrá una duración aproximada de seis meses. "Algunas empresas ya están trabajando en las ofertas", admitió Martínez. De hecho, como adelantó FARO, la dirección de compras del grupo ya ha preseleccionado a varios fabricantes de componentes como proveedores de la próxima generación de furgonetas. Entre las compañías que ya han recibido algunas referencias para el proyecto K9 figuran el grupo alemán Benteler (con planta en Valadares) y la española Gestamp (con un centro en Porriño). La primera se habría adjudicado la cuna de los motores de los nuevos modelos, mientras que la segunda fabricaría los triángulos de suspensión de los ejes traseros. Otros proveedores gallegos que llevan tiempo colaborando con PSA en el desarrollo de "innovaciones" para el K9 son Copo y Antolín, como había confirmado la propia factoría viguesa al optar a convocatorias de ayudas del primer programa Innterconecta coordinado por la Consellería de Economía e Industria.

Compartir el artículo

stats