05 de octubre de 2014
05.10.2014

Dositeo Amoedo: "El ahorrador gallego no es inversor; el dinero está gestionado por la banca"

"Todo el mundo debería ahorrar, como mínimo, el 10% de lo que gana"

05.10.2014 | 05:54
Dositeo Amoedo, en el Círculo Financiero de Vigo.

La Asociación Europea de Asesores Financieros en España se reunirá los próximos 9 y 10 de octubre en Galicia por primera vez. Concretamente será en Santiago, a dónde acudirá el delegado de la comunidad, Dositeo Amoedo.

-¿Es Galicia una comunidad inversora?

-Los datos dicen que en Galicia hay unos 62.000 millones de euros de ahorro. De esos, el 78% está en cuentas corrientes y depósitos. Esto significa que el ahorrador gallego no es inversor. Mi opinión es que la mayor parte de los ahorradores son personas que confían en un profesional y hoy por hoy el ahorro en Galicia está gestionado por la banca comercial. Entonces, si te aconsejas del director de una oficina bancaria, lo normal es que no se vaya hacia productos fuera de balance, como fondos de inversión.

-¿Existe recelo a invertir?

-Lo importante es la educación financiera del ciudadano. En EFPA estamos trabajando en un proyecto que pretende mejorarla. Para que una familia o cliente busque un asesor financiero tiene que tener claro que quiere gestionar sus finanzas personales. Entonces, el asesor le va a ayudar a partir del nivel que él tenga de conocimientos. ¿Para qué? Para que rentabilice sus ahorros de una forma coherente.

-¿Estamos en un buen momento para invertir?

-Es necesario invertir siempre que una parte de los ingresos que tenemos no los dediquemos a consumo, sino que lo guardemos para gastarlos mañana: el concepto de ahorro. El hecho de que una persona se dedique a ahorrar para que el día de mañana quiera hacer una inversión o compra, desde ese momento tiene que poner ese dinero a trabajar. Y hay que hacerlo cuanto antes. Cada día que pasa con el dinero parado en una cuenta corriente o en un depósito a plazo, pierde valor.

-Eso también dependerá de lo que cobre cada uno, ¿no?

-Si tienes dinero, mucho o poco, y sabes que existe la figura del asesor financiero personal, pues lo buscas, le explicas tu situación y pides que haga un plan financiero. A partir de ahí es cuando una persona puede empezar a coger confianza y a gestionar sus finanzas.

-Pero dada la inestabilidad laboral de hoy en día... ¿Puede permitírselo cualquiera?

-Puede. En el momento en que tú adquieres cultura financiera y coges hábito de gestionar tus finanzas personales, cuando tienes ingresos y le restas los gastos te quedas con los ahorros. Todo el mundo debería ahorrar como mínimo el 10% de lo que gana. Porque tienes que tener como mínimo un fondo para imprevistos, necesidades a corto y a largo plazo. Con educación financiera se es consciente de que con el dinero que gano hoy tengo que vivir hoy y también mañana, que pueden venirme imprevistos? Una persona que es responsable se regiría más por el principio de prudencia.

-¿Qué futuro nos espera entonces?

-El futuro a nivel gallego, como es a nivel de España, va a estar marcado por los tipos de interés. Están cercanos a 0 y entonces si el ahorrador gallego quiere rentabilizar su dinero tiene que pasar de ahorrador a inversor. Y para hacer eso tiene que hacer dos cosas: aumentar sus conocimientos sobre finanzas personales y buscar ayuda en un asesor financiero. Por eso pensamos que la profesión de asesorar a particulares o familias sí o sí será cada vez más demandada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook