15 de junio de 2014
15.06.2014
claves

La letra pequeña sube de talla

Entran en vigor las nuevas reglas para reforzar los derechos de los usuarios en compras y contratos, sobre todo los realizados por internet

15.06.2014 | 01:20

El Gobierno ha decidido intervenir -a través del BOE- para frenar algunas prácticas de las empresas y, especialmente, para proteger los derechos de los consumidores cuando realicen compras o firmen contratos. También pone coto a las llamadas de telemárketing y fija unos límites para quien no cumpla la permanencia, como en los teléfonos móviles.

Los consumidores tendrán que seguir esforzando la vista para leer la letra pequeña de sus contratos, aunque un poco menos. Desde ayer, una norma impone a las empresas que la altura de ese tipo de letra de al menos 1,5 milímetros, cuando ahora es frecuente encontrarse con cláusulas recogidas con signos que no llegan al milímetro. Es una de las innovaciones que ha incorporado la reforma de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, en vigor desde el pasado marzo, aunque una parte relevante de su articulado no era de aplicación hasta ayer. A continuación se explican tales novedades, buena parte de ellas orientadas a reforzar los derechos del usuario en el comercio electrónico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine