El salario medio gallego fue en 2013 de 1.447 euros al mes, lo que sitúa la remuneración de los trabajadores de la comunidad un 11,4% por debajo de lo que perciben de media el conjunto de los españoles (1.617 euros mensuales) y es un 27% inferior al sueldo medio de los 28 países de la Unión Europea (de 1.972 euros por mes). Según la segunda edición del Monitor Anual Adecco sobre Salarios, esto supone que de media los gallegos cobran 6.300 euros menos cada año que el resto de los miembros de la UE. Entre los 28 países que pertenecen a la Unión Europea, los gallegos sólo cobran más que los eslovenos, malteses, griegos, portugueses, croatas, checos, estonios, polacos, húngaros, lituanos, letones, rumanos y búlgaros, que son los que cierran la clasificación, con unos 316 euros de sueldo medio. Los europeos que más cobran son los daneses (3.739 euros al mes), mientras que los alemanes perciben 2.574 euros.

El estudio concluye que, según la evolución del IPC de los últimos años, los trabajadores gallegos sufrieron una pérdida de poder adquisitivo del 6,4% entre 2010 y 2013, pero como los sueldos medios subieron en 2009 (un 5% según Adecco), la pérdida de capacidad de compra de la comunidad durante la crisis (2008-2013) es la tercera más baja de España, de tan sólo un 1,7%, por detrás de País Vasco y Castilla La Mancha y muy por debajo de la registrada a nivel nacional, del 4,1%.