25 de mayo de 2014
25.05.2014

El principal concesionario de Ford en Vigo echa el cierre tras casi 34 años de historia

El grupo ourensano Cuevas cesó este mes la actividad de Tomóvil Vigo, antes Delio, por el descenso de ventas » La mayoría de sus 18 empleados se acogerá a un ERE de extinción

25.05.2014 | 01:32

La mayor concesión de Ford en Vigo ha pasado a la historia. El grupo Cuevas, propietario de la red de concesionarios Tomóvil, cesó este mes la actividad de su filial olívica, Tomóvil Vigo (antes Ford Delio), debido al descenso continuado de las ventas de automóviles en los últimos años, según ha podido saber FARO. La mayoría de los 18 trabajadores de Tomóvil Vigo que permanecieron en plantilla tras la entrada de la corporación ourensana en 2010 se acogerán a un expediente de extinción de empleo que se está negociando, mientras que una mínima parte se trasladará al concesionario Tomóvil de Ourense.

Tomóvil Vigo comenzó su andadura hace casi 34 años como Ford Delio. Fue en octubre de 1980 cuando Delio Rodríguez Barros (Ponteareas, 1916), figura legendaria del ciclismo gallego y sprinter de proyección nacional e internacional en la década de los cuarenta (vencedor de la Vuelta Ciclista a España en 1945, llegó a ganar 40 etapas en la ronda española), inauguraba con sus hijos la concesión de Ford en la carretera de Baiona, en San Andrés de Comesaña. Durante años, Ford Delio fue la única concesión oficial de la marca estadounidense en la ciudad viguesa.

La empresa superó las crisis de los años ochenta y noventa, pero en febrero de 2009 presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal para sus 32 trabajadores y poco después suspendió pagos ante los problemas de crédito derivados de la fuerte caída de ventas en el sector. En pleno proceso, Tomóvil, filial de automoción del Grupo Cuevas, presentó una oferta por el concesionario a los administradores concursales, con el visto bueno de la plantilla y del sindicato CIG. En la operación se incluían los vehículos que estaban almacenados en las instalaciones de San Andrés (7.000 metros cuadrados), así como la maquinaria.

La compra estuvo a punto de frustrarse por un recurso de la Seguridad Social contra una sentencia del juzgado de lo Mercantil que liberaba a Tomóvil de los cargos de la Seguridad Social, de Hacienda y del Fondo de Garantía Salarial que Delio había dejado sin pagar si daba continuidad a la mayoría de los empleos, y que según la CIG ascendían a unos 400.000 euros. Finalmente, Tomóvil reabrió la concesión en mayo de 2010 como Tomóvil Vigo y un año después recibió el premio Chairman de Ford en Europa a la calidad del servicio, entregado por el actual presidente de Ford España, José Machado, en un acto en las instalaciones de San Andrés.

No obstante, esta nueva etapa de la concesión apenas duró cuatro años. La empresa cerró sus puertas hace unas semanas -el local ya está vacío y sin cartelería- y pactó con la plantilla un expediente de extinción para la mayoría y algunos traslados a Ourense. Tomóvil Vigo, antes Ford Delio, dejan atrás más de tres décadas de historia del motor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook