El presidente de la CEOE, Juan Rosell, afirmó ayer que los salarios en España han bajado más de lo que dicen las estadísticas y que la patronal "no está por que bajen más" pese a que lo recomiende Europa, aunque reclamó un salario mínimo para jóvenes con menos horas de trabajo pero con formación. En una entrevista en la cadena COPE, Rosell explicó que un salario mínimo inferior al ordinario (fijado en 645,30 euros) podría ayudar a sacar del desempleo a los jóvenes parados que no tienen estudios, si bien no ha especificado la cuantía que debería tener.