El empresario más rico de China, Wang Jianlin, es uno de los inversores interesados en adquirir el Edificio España, por el que ha ofrecido unos 270 millones de euros a la división inmobiliaria del grupo Santander. Ubicado en la madrileña plaza de España, este enorme inmueble de 117 metros de altura trasladó a España se erigió como símbolo de aperturismo y modernización del régimen franquista. Jianlin compite con inversores brasileños y mexicanos.

El Banco Santander confirmó ayer que ha recibido varias ofertas por el emblemático edificio, que lleva años en desuso. La entidad valora el inmueble en sus cuentas en algo más de 300 millones de euros, cuando los precios de ofertas, que todavía no se han presentado en firme, oscilan entre los 260 y los 280 millones de euros, lo que supondría, de confirmarse alguna de estas operaciones, minusvalías para el banco que preside Emilio Botín.

Hace sólo unos días el Edificio España fue elegido la edificación "más infrautilizada" de Madrid por más de 1.000 personas que participaron en la consulta popular promovida por el colectivo Todo por la praxis (TXP) a través de su página web. El Santander planeaba derribar las viejas estructuras y mantener la fachada principal para construir un nuevo hotel de lujo de 28 plantas, comercios y viviendas de lujo. En esta operación decidió iniciar una búsqueda de inversores, en la que varios se han interesado por la operación, que se puede prolongar.