04 de febrero de 2014
04.02.2014
Faro de Vigo
El naval tiene las peores cifras desde 2005

La industria metalúrgica perdió en 2013 en Galicia 2.000 empleos

Asime constata que los compradores que huyeron al mercado asiático están volviendo "por la calidad"

04.02.2014 | 14:08

La industria metalúrgica gallega perdió en 2013 algo más de 2.000 empleos, y cerró el año con 55.400 trabajadores, de los que 5.539 son operarios del sector naval, el peor registro de empleo (junto con el del año 2012) en este sector desde 2005, según los datos hechos públicos este martes por la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia, Asime.

El secretario general de Asime, Enrique Mallón, ha presentado en rueda de prensa las cifras del pasado ejercicio, en el que la industria del metal tenía en Galicia 3.635 empresas, la mayoría de fabricación de productos metálicos, seguidas por empresas de reparación e instalación de maquinarias y equipos; fabricantes de maquinaria; reparación naval; fabricación de material y equipos electrónicos; construcción naval; etc.

Por sectores, el naval ha tenido uno de los peores registros de empleo desde 2005, con 5.539 afiliados en alta laboral. No obstante, la adjudicación de los floteles, así como otras posibles nuevas contrataciones, llevan a Asime a pronosticar que el año 2014 se podría cerrar con 8.000 trabajadores del naval en Galicia.

A ese respecto, ha recordado que se están negociando una docena de contratos en la ría de Vigo y ha pedido, para que se materialicen, apoyo de la administración para reactivar la financiación, una puesta en valor del nuevo 'tax lease', que se faciliten zonas para reparación naval, y ayudas públicas para la formación y "recualificación" de los trabajadores.

En el caso de Navantia-Ferrol, Enrique Mallón ha subrayado la necesidad de que se concreten proyectos como la sexta fragata, el buque gasero, la construcción del dique de reparaciones y la apuesta por otras líneas de trabajo como la eólica offshore.

Automoción y construcción

El sector de la automoción en Galicia ha cerrado el año con unos 14.500 empleos, un aumento de la producción de vehículos (hasta las 497.164 unidades) y una consolidación en el liderazgo de las exportaciones de la industria metalúrgica. Según Mallón, la industria del automóvil debe mantener su línea de mejora en aspectos como la I+D+i, la distribución irregular de jornadas, o la diversificación de actividad.

En el caso de la construcción y estructuras metálicas, Asime ha constatado que hay un "retorno" de compradores que, años atrás, se fueron a los mercados de Asia en busca de precios más baratos, y ahora regresan "por la calidad" del producto gallego (moldes, matrices y utillaje). La construcción metálica emplea en Galicia a 13.812 personas (un 6 por ciento menos) en 1.526 empresas y Asime ha pedido "seguir apostando por la licitación pública" y por el uso del acero en "construcciones singulares".

Apoyos y objetivos
El secretario general de Asime ha señalado que la industria del metal no está "satisfecha" con respecto a los apoyos públicos al sector y ha reclamado más ayuda para lograr "efectos multiplicadores". Asimismo, ha recordado que este sector, que en 2012 facturó 11.297 millones de euros (un 11 por ciento menos que el año anterior) tiene un saldo positivo en su balanza de comercio exterior.

Así, el metal de Galicia exportó en 2013 por valor de 7.349 millones de euros, e importó por valor de 3.684 millones. Con estos datos (hasta noviembre), el sector fue el responsable del 44 por ciento de las exportaciones totales de Galicia y representa el 20 por ciento del PIB de la comunidad.

Mallón ha apuntado que, como objetivos más próximos, la industria metalúrgica se propone llegar al 21 por ciento del PIB y trabajar en tres ejes básicos: la competitividad de las empresas, la internacionalización y la mejora de la I+D+i.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook