Las cuatro formaciones con presencia en el Parlamento gallego fracasaron ayer en su intento de pactar una declaración institucional con que aumentar la presión sobre la Comisión Europea para evitar que el sector naval tenga que devolver unos 2.800 millones de euros de bonificaciones logrados por la aplicación del sistema de tax lease entre 2005 y 2010, decisión que esta tomará a mediados de julio.

Las formaciones con mayor representatividad, PP y PSdeG, encallaron cuando la primera propuso un texto en el que responsabilizaba directamente a la Comisión Europea de la Competencia "dirigida por el español (comisario) Joaquín Almunia". El PSdeG quiso señalar a más "responsables", apunta su portavoz parlamentario Abel Losada, entre ellos, el Ejecutivo de Rajoy, la Xunta y el Colegio de Comisarios, donde los conservadores tienen mayoría de miembros frente a los socialistas (20 a 7). "Otra fórmula constituiría un uso partidista", alegó Losada. El PP aceptaba señalar solo al colegio de comisarios, pero no hubo acuerdo. El conselleiro de Economía, Francisco Conde, culpó al PSOE del fracaso, que choca con la unión de los líderes estatales de sus respectivos partidos, en defensa del naval.

Fuentes de AGE aseguraron ayer no haber recibido notificación por parte del PP y el BNG presentó enmiendas, pero no recibió respuesta, asegura la nacionalista Carme Adán. El asunto también centró parte del cara a cara entre Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta, y el socialista Pachi Vázquez, cuando el primero le exigió a este presión sobre Almunia. "Si doblega al Comité Federal del PSOE haciendo primarias, a ver si lo hace con el naval", le espetó. Vázquez le recordó la mayoría conservadora en el colegio de comisarios.