14 de marzo de 2013
14.03.2013

PSA-Vigo retoma la actividad en el turno de noche tras el fin de la huelga en MZ

El grupo vasco retira la bajada de salarios y blinda el empleo para poner fin al paro que hizo perder 800 vehículos a Balaídos

14.03.2013 | 07:37

La normalidad retornó ayer a la planta de Vigo de PSA Peugeot Citroën tras los paros en el turno de noche de lunes y martes por el desabastecimiento de piezas metálicas de un proveedor vasco en huelga indefinida. La mediación del Gobierno regional permitió a última hora de la noche del martes firmar un acuerdo con el comité de huelga y la dirección de la empresa para suspender la huelga y permitir la salida de componentes hacia el centro de Balaídos, después de que la compañía accediese a dar marcha atrás en su intención de reducir salarios y se comprometiese a garantizar los empleos. Para asegurar el correcto arranque del turno de mañana de ayer, PSA fletó un avión de carga por la noche que agilizó el restablecimiento de los flujos logísticos entre las plantas vascas y el centro. En total, PSA-Vigo dejó de ensamblar unos 800 vehículos por este conflicto.

La mediación del Gobierno vasco fue clave para poner fin a una huelga iniciada el pasado 4 de marzo y que afectaba a las dos plantas del grupo MZ (Mendiguren y Zarraua) en Berriz y Abadiño. El propio consejero de Empleo del País Vasco, Juan Mari Aburto, reconoció ayer que recibió la llamada de "una importante marca de coches", que le informó de que veía "en riesgo" un importante contrato de "cuatro años" debido a que la auxiliar MZ estaba desarrollando una huelga. "Hoy (por ayer) puedo trasladarles con satisfacción que, después de muchas horas de reunión, a última hora de la noche fuimos capaces de desbloquear esa situación", afirmó.

El grupo MZ cedió ante el comité de huelga, formado por los sindicatos ELA, LAB y CC OO, y retiró de encima de la mesa la decisión de rebajar salarios y descolgarse del convenio, y aseguró los 227 puestos de empleo de sus fábricas, lo que permitió reanudar la actividad ayer por la mañana. El paro de esta empresa obligó a PSA-Vigo a suspender la producción en el turno de noche lunes y martes, dejando de fabricar unos 800 coches. También afectó a la actividad de PSA en Portugal. Los paros computarán como días de adecuación de jornada, según fuentes sindicales. Lo que no se aclaró aún es cómo se podrán recuperar las unidades perdidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine