Iberdrola ha alcanzado un acuerdo con las empresas polacas Energa Hydro y PGE Polska Grupa Energetyczna (PGE) para la venta de la totalidad de sus activos eólicos en Polonia, agrupados en Iberdrola Renewables Polska, por 840 millones de zlotys polacos (unos 203 millones de euros).

Dicha sociedad, en la que Iberdrola posee un 75% del capital y cuyo 25% restante se encuentra en manos del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), posee cinco parques eólicos operativos en el país, con una capacidad instalada de 184,5 megavatios (MW), además de una cartera de proyectos eólicos también en Polonia.

Por su parte, Alstom presentó ayer un plan de ajuste para su negocio eólico en España en el que se prevé la eliminación de 373 empleos en el país y el cierre de varias plantas de producción, entre ellas las de As Somozas y Narón, donde trabajan 63 personas.

El borrador del plan de ajuste, que también afectará a las oficinas centrales para adaptarlas a la "nueva realidad operativa", se refiere al negocio eólico terrestre en España y tiene como objeto adaptar la actividad de la empresa a las dificultades que vive el sector en el país.