El sueldo medio de un trabajador gallego es el tercero más bajo del país, con una media de 1.435 euros al mes, frente a los 1.639 euros de media estatal, según recoge el informe de Adecco de 'Oportunidad y Satisfacción en el empleo'. Estos datos reflejan que un trabajador gallego recibe 204 euros mensuales menos que el promedio nacional.

En cuanto a la conciliación de la vida personal y profesional, los gallegos se sitúan en una posición intermedia, aunque por debajo del promedio del país, siendo la Comunidad Valenciana la líder en este terreno, con 8,3 puntos. Asimismo, el informe revela que en 2012 Galicia fue la segunda comunidad con menor proporción de ocupados a tiempo parcial, con un 13,1 por ciento, tras Madrid, que contó con un 12,8 por ciento.

Además, el Monitor de Adecco ha incorporado por primera vez la variable 'Personas que trabajan desde el hogar', ya sea de modo ocasional, o más de la mitad de los días, debido a que este tipo de trabajo "facilita la conciliación laboral y personal".

Así, en Galicia realiza esta tarea un 6,2 por ciento de los ocupados, cifra que queda debajo de la media nacional, que es de 1 cada 14 (un 7,2 por ciento. Madrid, Extremadura y Murcia se encuentran a la cabeza con 8,5 por ciento las dos primeras comunidades y 8,2 por ciento Murcia.

"Seguridad en el empleo"

Con todo, la comunidad gallega fue la segunda comunidad española en la que se redujeron más los niveles de siniestralidad, con un 58,8 por ciento, siendo la media nacional de 48,7 por ciento. "La seguridad en empleo" abarca no sólo la siniestralidad laboral, sino también la cobertura de la prestación por desempleo y el tiempo necesario para volver a en encontrar un trabajo una vez que se ha perdido.

Asimismo, en cuanto a la conflictividad laboral, Galicia ocupa también el segundo lugar en el número de asuntos judiciales sociales resueltos, con un 52,2 por ciento de asuntos solucionados por cada 10.000 personas activas, superada tan solo por Asturias.