El administrador concursal del Grupo Vieira eleva a 8,8 millones de euros las deudas de las filiales de la empresa pesquera Vieira Distribución y Vicoga, según el informe que acaba de ser presentado ante el juzgado de lo Mercantil número Tres de Vigo.

En concreto, las deudas de Vieira Distribución se elevan a 5,7 millones de euros con 160 empresas, mientras que sus activos han sido tasados en 2,3 millones. Por su parte Vicoga Elaborados, con presencia en Extremadura, tiene una deuda de 3,1 millones contraída con 65 acreedores.

Ambas empresas presentaron el pasado mes de noviembre la suspensión de pagos arrastrada por la situación financiera de su matriz.

El Grupo Vieira, una de las empresas armadoras y elaboradoras de pescado más importantes de España, se vio arrastrada a la suspensión de pagos el pasado mes de julio a raíz de una disputa con la compañía británica Commonwealth Develotment Corporation (CDC Group LPC) por el pago de unas acciones en la filial namibia Calidu Fisihng.

El presidente de la compañía, Eduardo Vieira, considera que una sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra "sin pies ni cabeza" fue el detonante de la situación actual de la compañía.

A este problema se le añadió la expropiación de su filial Vieira Argentina propiciada por el Gobierno de Santa Cruz (al sur del país), actuación que ahora la Justicia Federal pone en entredicho.

El proceso de intervención de la planta de Puerto Deseado está siendo cuestionado por los propios trabajadores de la factoría que consideran que la medida "no ha solucionado nada".

En estas circunstancias el presidente de la compañía considera que la empresa tiene futuro y es viable. Recuerda que el grupo mantiene su actividad en Senegal con 7 barcos cefalopoderos y una factoría en Dakar que procesa el pescado que compra a la flota artesanal de toda la costa desde Guinea Bissau a Mauritania.

Además, en Perú tiene otra factoría, en Paita, que también procesa el pescado de la flota artesanal, principalmente potón, y dispone de una planta acuícola para producir Vieira.

Además espera poder chartear los barcos con licencias que tiene en Argentina a otros armadores.

"El grupo tiene futuro, aunque su tamaño será más reducido", declaró Eduardo Vieira a este periódico en su primera entrevista tras la suspensión de pagos y la crisis Argentina.