07 de enero de 2013
07.01.2013

Enor mantendrá marca, imagen y gerencias tras su venta a la multinacional Zardoya Otis

07.01.2013 | 08:40

Enor seguirá siendo Enor durante muchos años. La venta de la compañía viguesa a la multinacional Zardoya Otis, a punto de consumarse, no afectará a la marca ni a las gerencias de las filiales del grupo ni a los puestos de empleo, según confirmaron a FARO portavoces del grupo. Cuando los accionistas de Enor, todos trabajadores de la antigua cooperativa o sus herederos, dieron el visto bueno la venta de la empresa a Zardoya Otis el pasado 28 de julio (como avanzó FARO en exclusiva), lo hicieron por el bien de la compañía, para darle una mayor proyección internacional, conservando los rasgos distintivos de esta emblemática firma.
Zardoya Otis celebrará el 30 de enero una junta general de accionistas en la que propondrá un aumento de capital mediante aportaciones no dinerarias por importe de 155 millones de euros cuyo objetivo es la integración de Enor. El éxito de la compañía viguesa se debe a la diversificación del negocio y a su apertura hacia mercados exteriores. Además de ascensores, fabrica puertas y escaleras mecánicas y tiene una honda experiencia en el naval. Enor ha diseñado, desarrollado, fabricado y montado equipos elevadores para mercantes, barcos de pasajeros, plataformas petrolíferas, yates y megayates de lujo e incluso buques de guerra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook