24 de mayo de 2012
24.05.2012
MAR

Investigadores gallegos crean un sistema para predecir con antelación la marea roja

Pretende reducir las pérdidas que causa la toxina en las bateas

24.05.2012 | 09:55
Extracción de mejillón en una batea de la ría de Arousa. // Iñaki Abella

Los productores acuícolas, y especialmente los bateeiros, podrán echar mano en el futuro de un sistema de predicción de las mareas rojas. Se trata de un proyecto capitaneado por investigadores gallegos y catalanes que persigue ayudar al productor a anticiparse ante la eventual presencia de las toxinas en las rías. La iniciativa, que empezará a arrojar resultados el año próximo, utilizará las plataformas que ya existen en aguas gallegas para obtener los registros de proliferación de microalgas. A mayores el estudio, llamado ´Purga de Mar´, establecerá una nueva estación de medición aunque todavía no se ha determinado en qué ría de Galicia.
Según explicó a FARO Lucía López, del Instituto Tecnológico de Galicia (ITG), la diferencia respecto a lo que existe a día de hoy €en los datos obtenidos€ es que "ahora tendremos información continua, no semanal o diaria". De este modo, habrá acceso a tiempo real de la presencia de determinados organismos en las aguas. "A partir de ahí hay unos parámetros a monitorizar con lo que llamamos sensores óptico espectrales", una tecnología muy avanzada de inteligencia artificial. ¿Qué se busca? La "proliferación de microalgas", que están vinculadas a la presencia de toxina. Se tomarán registros de este organismo "en distintas partes de la columna de agua", esto es, a diferentes profundidades. Eso sí, para determinar si la toxina es o no tóxica €si hay marea roja€ deben hacerse análisis químicos posteriores. Esto no impedirá, en cualquier caso, que el sistema prediga una marea roja con hasta siete días de antelación.
López incide en que el proyecto necesita "mucha información", por eso también es importante hacer acopio de los datos históricos que hasta la fecha han recopilado las estaciones que ya están en las rías. "Esta año estamos en el desarrollo del proyecto", apuntó la investigadora gallega. Respecto a la nueva estación de medición, Lucía López confirmó que solo se ha proyectado una "plataforma piloto por limitaciones en el presupuesto".
Hasta la fecha existen métodos analíticos y de control que garantizan la protección del consumidor, pero el ´Purga de Mar´ facilitará la "detección temprana, detoxificación y depuración" para los productores, informó el ITG. Solo en 2010 el Consello Regulador do Mexillón estimó en 40 millones las pérdidas ocasionadas por la última marea roja. Las ventas, según la Asociación Galega de Depuradores de Moluscos (Agade) cayeron un 50%.
El proyecto cuesta 1,2 millones de euros y tiene financiación pública y privada. Participan, además del ITG, la Generalitat catalana, Anfaco, el grupo Linamar o la Universidade de Vigo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook