10 de marzo de 2012
10.03.2012

El naval llevará su "presión" a Bruselas si el "tax lease" no se aprueba este mes

Los astilleros confían en la gestión política del Gobierno tras el bloqueo de la negociación "a nivel técnico"

10.03.2012 | 07:40
Mario Cardama (Cardama), Alberto Iglesias (Metalships), José Francisco González Viñas (Barreras), Juan Freire (Freire) y José Domínguez (Factorías Vulcano), ayer, en la reunión con los sindicatos. // Marta G. Brea

El sector naval está dispuesto a movilizarse en Bruselas si antes de que finalice este mes no se consigue un acuerdo para la puesta en marcha de un nuevo tax lease. Los astilleros de Vigo trasladaron ayer a los sindicatos su confianza en las gestiones políticas "al más alto nivel" que está llevando a cabo el Gobierno español con la Comisión Europea (CE) para desbloquear esta situación, pero reconocieron que si no se arregla en plazo "tomaremos otro tipo de acciones y volveremos la vista hacia Bruselas".
Las centrales sindicales convocaron a los empresarios a una reunión ayer en Bouzas para conocer el estado de las negociaciones sobre la puesta en marcha de un nuevo sistema de bonificaciones fiscales para el naval tras la suspensión, en junio del pasado año, del ya conocido tax lease. Los astilleros confirmaron que la negociación "a nivel técnico" está bloqueada, y que ahora el Gobierno está apurando la "vía política" para alcanzar un acuerdo que permita un modelo de bonificación similar al que disfrutan otros países como Francia, Holanda o Alemania.
Los astilleros manifestaron "su total confianza" en las gestiones que está realizando el Gobierno con la Dirección General de la Competencia de la UE para articular el nuevo tax lease, y coincidieron en "dejar trabajar" al Ejecutivo en las próximas semanas. "Vamos a dejar que se precipiten los acontecimientos políticos y después ya veremos", indicó Alberto Iglesias, director de Metalships&Docks, quien matizó que por "muy buena intención" que tenga el Gobierno, al final quien decide es "Bruselas".
Si no se consigue ese acuerdo, será entonces cuando "se tomen otro tipo de acciones". Pero los constructores navales confían en la eficacia de la diplomacia española. En este sentido, el director general de Factorías Vulcano, José Domínguez, aseguró que el Gobierno mantiene contactos a "nivel de ministerios" y que eso es lo que necesitaba el sector. "El anterior [ministro de Industria] nunca había levantado el teléfono para hablar con Almunia", lamentó.
Los empresarios se mostraron también esperanzados por las declaraciones de ayer del secretario general de Industria, Luis Valero, que durante unas jornadas organizadas por el Clúster Marítimo recalcó que "el Gobierno, al más alto nivel, está dedicado a la solución del problema". Valero, que anteriormente había presidido la patronal española de los fabricantes de coches, aseguró que el sector naval está "acabando" su proceso de reestructuración, y que España se va a quedar con "un sector redimensionado y competitivo".
Valero también dejó claro que "se va a pedir que no haya devolución de ayudas", en referencia al anterior tax lease.
Menos confiados se mostraron ayer los sindicatos respecto a ese voto de confianza al Gobierno para desbloquear de una vez por todas el problema del tax lease, aunque reconocieron que una vez agotada la vía "técnica" solo queda la presión política. En este sentido, astilleros y centrales acordaron convocar ayer una reunión de todo el sector a nivel nacional para adoptar una postura común frente a esta problemática, que se celebrará en las "próximas semanas" y a la que convocarán a la Administración central. Los sindicatos recalcaron que es necesario un compromiso político previo para que los técnicos resuelvan los desacuerdos que se han generado en torno a la propuesta alternativa del tax lease.
Astilleros y centrales coincidieron en la "urgencia" de resolver esta situación para que el naval español no desaparezca, y destacaron el papel que ha tenido la Xunta en la mediación del problema con el Gobierno. Los empresarios subrayaron que lo único que persiguen es competir en igualdad de condiciones que sus homólogos europeos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine