12 de diciembre de 2011
12.12.2011

El sector aeronáutico gallego quiere crear un parque tecnológico como el andaluz Aerópolis

La comunidad cuenta con diez empresas certificadas para proveer piezas a los constructores de aviones, y otras 46 optan a incorporarse

12.12.2011 | 08:52
Centro principal del parque tecnológico andaluz de Aerópolis. // FdV

El sector aeronáutico gallego "puede perder el avión si no actuamos rápido", advierte Enrique Mallón, secretario general de Asime. El Consorcio Aeronáutico Gallego, auspiciado por la patronal gallega del metal y en el que participan 56 empresas, aspira a crear un parque tecnológico como Aerópolis, en Andalucía, que aglutina al 45% de las firmas que suministran tecnología y piezas a los constructores de aviones.
La industria aeronáutica española tiene su principal referente Andalucía gracias a la presencia de las plantas de montaje de Airbus en Sevilla –en las antiguas instalaciones de CASA–, en el País Vasco y en el eje Madrid-Toledo, por este orden. Desde hace cuatro años, la industria gallega del metal se ha puesto como objetivo entrar en este sector en el que destacan cuatro empresas: Delta Vigo –que ha instalado una planta en Illescas (Toledo)– Coasa, Laddes Works y Tekplus, ya consolidadas.
El secretario general de Asime afirma que, pese a las dificultades, el consorcio aeronáutico gallego "está en el buen camino", pero añade que la junta de Andalucía ha hecho una fuerte apuesta por esta industria a través de la Fundación Hélice.
El Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía Aerópolis está participado en su totalidad por la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) organismo adscrito a la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, que al cierre de 2010 logró un volumen de negocio de 895 millones de euros, un 21% más que el ejercicio anterior, dando empleo a 3.372 trabajadores de 46 empresas.
El sector aeronáutico gallego afirma que lo hecho en Andalucía es un ejemplo a seguir, ya que se ha demostrado que esta actividad "es una de las pocas que se ha mostrado resistente a la crisis económica mundial".
Enrique Mallón se muestra convencido de que Galicia necesita un polígono aeronáutico similar al andaluz, para aglutinar el conocimiento y las empresas del sector. "La Junta andaluza ha apostado fuerte por su aeronáutica. El precio del metro cuadrado en el parque de Aerópolis es muy bajo y las empresas que se instalan en él tienen importantes beneficios fiscales", asegura.
A pesar de la ventaja de otras comunidades, Mallón cree que la industria del metal gallega está en mejor posición que hace dos años. "El conselleiro de Industria, Javier Guerra, y el director general de la consellería, Ángel Bernardo Tahoces, están involucrados en el desarrollo del sector", afirma el secretario general de Asime.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook