15 de agosto de 2011
15.08.2011
El sector naval gallego, en la encrucijada

El fondo de garantía de Pymar se disuelve por unos fallidos de más de 320 millones

Los astilleros gallegos pierden una importante herramienta de avales para la construcción de barcos

15.08.2011 | 12:24
El portacontenedores "CTE Beatriz", uno de los fallidos de Pymar, el día de su botadura en Vigo en 2007.
Gráfico: El sector naval | Galería: Hitos de Barreras
Encuesta: ¿Deben establecerse más ayudas al sector?

El Fondo Patrimonial de Garantías, objeto y fin de la Sociedad de Reconversión de Pequeños y Medianos Astilleros (Pymar) se encuentra en fase de liquidación al acumular unos fallidos que superan los 320 millones de euros como consecuencia de los avales concedidos a diversos astilleros –entre ellos varios gallegos–. Sin embargo, las fuentes consultados por FARO señalaron que las entidades financieras "tienen garantizado en todo momento la recuperación de sus créditos, los pasados y los futuros".
La decisión cerrar la actual línea de avales y buscar una nueva solución para apoyar al naval "más eficaz" se tomó en el último consejo de Pymar, en el que se sientan varios gallegos.
"La situación es crítica y lo que se decidió fue una liquidación de forma ordenada, sin que las entidades financieras que nos han estado apoyando se vean afectadas. Esto está garantizado", aseguran fuentes conocedoras de la situación de Pymar.
A partir de este momento se pondrá en marcha una nueva herramienta de avales "sin participación del Estado, porque queremos estar fuera del foco de Bruselas", indican las mencionadas fuentes.
Los fallidos más grandes correspondieron a Naval Gijón y a Astilleros de Huelva, con más de 150 millones. Sin embargo esta parte –de los 320 millones – pueden ser recuperables. En el caso del astillero asturiano porque Pymar tiene una hipoteca sobre los terrenos de la empresa y en el caso del astillero onubense el impago sobre un surply se ve más como una oportunidad que como un riesgo, según los abogados de la sociedad a los consejeros. Ambos casos tendrán "una ejecución favorable", aseguraron.

Difícil recuperación

La cantidad de difícil recuperación se estima en 170 millones, en la que pesan las deudas de Astilleros de Sevilla (60 millones), Construcciones Navales Juliana (100 millones), Vulcano (62 millones), Factoría Naval de Marín (57 millones) y el desaparecido astillero vigués M. Cíes, con fallidos de menor entidad.
Barreras es uno de los pocos astilleros que no habían solicitado avales a Pymar, ya que la financiación la negociaba directamente con las entidades financieras. Sin embargo, el encargo de dos portacontenedores por la Compañía Trasatlántica Española a Barreras, que fueron construidos entre los años 2006 y 2007, dejaron a Pymar un fallido de otros 30 millones de euros, 15 millones por cada barco. La responsabilidad de este fallido es exclusiva del armador de los buques, ya que Pymar avalaba tanto a los astilleros como a las navieras que construían sus barcos en astilleros españoles.
Hace varios meses que Pymar dejó de conceder avales, aunque mantiene los que se encuentran en vigor, porque "el fondo no daba para más por la cantidad de fallidos registrados".

Tax lease

El sector considera "como una importante pérdida este fondo", pero afirma que la situación no es tan grave como la derivada por el tax lease.
"Los astilleros podemos negociar la financiación de las construcciones con los bancos y buscar salida, lo que no podemos hacer es presentar ofertas competitivas sin el tax lease. Indiscutiblemente estamos siendo más perjudicados por el bloqueo de Bruselas a nuestro mecanismo de financiación que por la decisión de Pymar de cancelar el Fondo Patrimonial de Garantía", señalan fuentes del sector.
El Fondo Patrimonial de Garantía, en el que aportaban fondos los astilleros y algunas administraciones, podía facilitar avales por un valor siete veces superior a los fondos que reales que tenía depositados en sus cuentas.
Sin embargo, los problemas de los astilleros en los últimos años estranguló la liquidez del fondo a tener que hacer Pymar frente a sus compromisos con las entidades financieras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook