07 de abril de 2011
07.04.2011
Plan de Austeridad

Los aeropuertos de AENA mejoraron sus resultados en 2010

Bilbao, Fuerteventura, Ibiza y Valencia regresan a los beneficios, mientras que Palma y Alicante se mantienen como los más rentables

07.04.2011 | 18:15

Dos de cada tres aeropuertos de AENA mejoraron sus resultados en 2010, gracias al aumento de los ingresos y la disminución de los costes propiciada por el Plan de Austeridad aplicado durante el pasado ejercicio y las reformas en el sistema de navegación aérea, que han permitido reducir un 65% el déficit de la tarifa de aproximación que cada año sufragaban los distintos aeropuertos. Los aeropuertos de Bilbao, Fuerteventura, Ibiza y Valencia regresan a beneficios, mientras Palma y Alicante se mantienen como los más rentables, según los datos difundidos este jueves por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

Los aeropuertos españoles registraron unas pérdidas de 275 millones de euros en 2010, lo que supone una mejora del 15%, frente al resultado negativo con el que cerraron el año anterior cuando contabilizaron 325,2 millones de euros de pérdidas. También mejoraron su resultado operativo, antes de impuestos, con unas pérdidas de 376,7 millones de euros, un 20% menos que en 2009.

De los 47 aeropuertos de la red, 27 mejoraron sus resultados el año pasado y cuatro de ellos --Bilbao, Fuerteventura, Ibiza y Valencia-- abandonaron los 'números rojos' para volver a registrar beneficios. Solo diez cerraron 2010 con beneficios --Alicante, Bilbao, Sevilla, Valencia y los de Fuerteventura, Lanzarote, Gran Canaria y Tenerife Sur, en el archipiélago canario y Palma e Ibiza, en Baleares.

Los dos principales aeropuertos, Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, continúan siendo deficitarios, si bien la evolución del negocio durante este ejercicio ha sido dispar. Madrid-Barajas cerró 2010 con unas pérdidas de 134,72 millones de euros, un 36,6% menos que el año anterior cuando perdió 212,76 millones. El aeropuerto de la capital logró también reducir casi un 40% su resultado operativo, antes de impuestos, hasta unas pérdidas de 184,5 millones de euros, frente a las contabilizadas un año antes (-306,3 millones de euros).

El ente justificó esta mejora por el aumento del 4,5% de los ingresos (con un aumento del 3% de los comerciales y del 65 en tasas); la reducción del 4,8% de los costes de explotación por el Plan de Austeridad aplicado y la rebaja del 95% del déficit de la tarifa de aproximación y el descenso del 4,6% de las amortizaciones derivadas de las fuertes inversiones realizadas en los últimos años. El resultado bruto de explotación (Ebitda) de Barajas aumentó más de un 26%, hasta los 224,8 millones, con lo que el resultado de explotación pese a ser negativo mejoró un 53%.

Por su parte, Barcelona-El Prat elevó un 62% sus pérdidas en 2010, hasta 73,88 millones de euros, frente a las contabilizadas un año antes (-45,58 millones de euros). Su resultado operativo, antes de impuestos, también fue negativo con unas pérdidas de 101,19 millones de euros, un 54,2% más. El aeropuerto de la Ciudad Condal incrementó un 7,9% su volumen de negocio en 2010, impulsado por el repunte del 13,7% de sus ingresos comerciales, aunque los costes de explotación de El Prat crecieron un 13%.

AENA justificó los resultados del aeropuerto de El Prat por el aumento derivado de las amortizaciones, un 27,4% superiores al año anterior, así como el crecimiento de los costes por la puesta en marcha de la terminal T1, que han significado un 8,3% más que en el ejercicio anterior.

Por lo que se refiere a los siete grandes aeropuertos, todos salvo El Prat y Málaga, mejoraron sus resultados en 2010. AENA insistió en que la evolución negativa de los resultados en estos dos aeropuertos se explica por el incremento de los gastos de explotación y las amortizaciones por la puesta en marcha de las nuevas terminales.

El aeropuerto malagueño entró en 'números rojos' en 2010, con unas pérdidas de 16,51 millones de euros, frente a los más de 14 millones que ganó en 2009. No obstante, en ambos casos, el aumento del tráfico que se está registrado en lo que va de año hacer prever una mejora de los resultados en los próximos ejercicios, apuntó el ente.

Por su parte, Palma y Alicante incrementaron sus beneficios, que rozaron en ambos casos los 44 millones de euros, con aumentos del 22,9% y del 9,4%, respectivamente, y se mantienen como los dos aeropuertos más rentables de la red. Le siguen Gran Canaria y Tenerife Sur que también aumentaron sus beneficios en 2010, un 35% (14,92 millones) y un 27% (17,60 millones), respectivamente.

En conjunto, el gestor aeroportuario, contabilizada su división de Navegación que volvió a beneficios con unas ganancias de casi 118 millones de euros, redujo a más de la mitad sus pérdidas en 2010, hasta 157,1 millones de euros, frente al resultado negativo de 353 millones de euros registrado un año antes. Esto supone una mejora del 55% en sus resultados, equivalente a 196 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook