03 de febrero de 2011
03.02.2011

Roberto Tojeiro Díaz, visionario de la innovación, será enterrado hoy en Oleiros

Cientos de personas acuden al tanatorio para dar el penúltimo adiós al fundador de Gadisa

03.02.2011 | 09:12
Roberto Tojeiro, en 2008, cuando inauguró la calle que lleva su nombre en A Cubela. // Víctor Echave

El empresario Roberto Tojeiro Díaz será enterrado a las cuatro de esta tarde en el cementerio parroquial de Santa María de Oleiros, a escasos kilómetros de su residencia de Bastiagueiro, en la que falleció a última hora del martes, cuando faltaba menos de un mes para que cumpliese los 83 años. Cientos de amigos, trabajadores, empresarios, representantes del mundo político, empresarial y financiero acudieron ayer al tanatorio Servisa, en el que a primera hora de la tarde quedó instalada la capilla ardiente del fundador del grupo Tojeiro, un gigante que factura unos 1.300 millones de euros al año y da empleo a unos 7.000 trabajadores, el 90% en Gallega de Distribuidores de Alimentación (Gadisa). Al sepelio seguirá un funeral, que tendrá lugar en la iglesia de Los Salesianos de A Coruña a las 20.30 horas.
El tanatorio de Servisa fue ayer un hervidero de personas que acudieron en masa a ofrecer el penúltimo homenaje a Roberto Tojeiro y a dar el pésame a su familia. Ya al entrar al aparcamiento se notaba que era un día diferente. Lo normal es que haya media docena de coches. A las seis de la tarde ya había problemas para aparcar y a las siete era ya imposible. Una hora después comenzó a disminuir la llegada de visitantes. La llegada y salida de taxis también fue continua durante toda la tarde. Ante la avalancha de personas que se esperaba, la dirección del tanatorio optó por situar la capilla ardiente en la segunda planta del edificio en la que sólo estaba el hogar de Roberto Tojeiro.
Dos de los primeros en llegar y en mostrar sus condolencias a la familia fueron el presidente y el director general adjunto de Novacaixagalicia, José Luis Pego y Javier García de Paredes, respectivamente. Estuvieron algo más de un cuarto de hora durante el que tuvieron tiempo para saludar a la familia. También se pasó por el tanatorio el presidente del Banco Pastor, José María Arias. Otro hombre de las finanzas, Yago Méndez Pascual, hijo del ex director de Caixa Galicia, José Luis Méndez, y responsable del área de empresas de la nueva caja, también acudió al tanatorio. Al igual que Enrique Tellado, responsable del departamento de Estrategia, de Caixanova.
Poco después de salir Pego y Paredes llegaron el presidente y el director general de la Camara de Comercio de A Coruña, Marcelo Castro-Rial y Gonzalo Ortiz, respectivamente. "Fue un ejemplo a seguir de una persona de origen humilde que creó una gran empresa y garantizó la supervivencia del grupo en manos de su propia estirpe", dijo el presidente de la Cámara de Comercio, quien agradeció la defensa que tanto el presidente de Gadisa como su sucesor al frente del imperio, su hijo Roberto Tojeiro Rodríguez, han hecho del organismo cameral. "Ojalá hubiera en Galicia muchos empresarios como él para que Galicia estuviera en el lugar que le corresponde y no en el que está", añadió Castro-Rial quien reconoció que Tojeiro "ha sido un gran empresario y un modelo para todo empresariado gallego. Con unos orígenes humildes ha creado un grupo con sede en Galicia. Es irrepetible. Sale uno cada poco tiempo".
El director general del ente cameral, Gonzalo Ortiz, aseguró que Roberto Tojeiro "es un gran ejemplo para toda Galicia de tesón, de trabajo y de capacidad de crear , mucho desde muy poco". Ortiz también explicó que el fundador de Gadisa "fue un creador de gran cantidad de puestos de trabajo y de diversificación sectorial". Sobre el vacío que deja apuntó que "tiene una gran estirpe detrás. No tiene por qué haber problemas de sucesión, y para nosotros, encantados". El hijo de Roberto Tojeiro es miembro del comité ejecutivo de la Cámara. "Estamos muy orgullosos de ese grupo", finalizó Gonzalo Ortíz.
Muy pocos políticos acudieron al tanatorio. A uno de los que se les vio fue José Nogueira, concejal de personal en el Ayuntamiento de A Coruña.
También hubo representación del empresariado, como Manuel Añón, propietario de Hierros Añón y accionista de la Corporación Caixa Galicia, quien charlo unos minutos con el hijo de Roberto Tojeiro. Para Añón la muerte del fundador de Gadisa "es una gran pérdida para Galicia". "Es una persona muy importante que ha hecho mucho por Galicia", aseguró el empresario quien añadió que "va a ser totalmente irrepetible;, por desgracia, hay pocos como él. Es un referente. Su capacidad de lucha y de trabajo era intachable".
También el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, destacó en un foro empresarial su carácter emprendedor, su "excepcional visión" del mundo empresarial y su "responsabilidad y entrega". "Fue un ejemplo y referente para el mundo empresarial gallego", reconoció el presidente autonómico. Feijóo aprovechó el encuentro con empresario para transmitir su pésame por el fallecimiento de Tojeiro a todos sus amigos y familiares. "Forma parte ya de las personalidades de la economía gallega del siglo XX", proclamó el presidente, quien inició su intervención con este reconocimiento.
El secretario general del PSdG, Pachi Vázquez, transmitido también sus condolencias por el fallecimiento de Tojeiro, de quien destacó su "vinculación y compromiso con el país". Vázquez elogió en un comunicado al empresario por haber sido "capaz de superar dificultades económicas, y convertir una pequeña empresa familiar en un gran grupo empresarial", y destacó que "fue un hombre hecho a sí mismo". El socialista aludió a la "gran capacidad" de Tojeiro para innovar y crear riqueza y empleo en su búsqueda de nuevos negocios al combinar el transporte, la distribución comercial y la actividad productiva.
El conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, también trasladó su pesar a la familia de Roberto Tojeiro, al que erigió en "uno de los grandes empresarios gallegos" y sobre el que dijo que es "un ejemplo a seguir". El titular del departamento autonómico destacó que el fallecimiento del empresario de As Pontes constituye "una gran pérdida para Galicia, sin ninguna duda". También indicó que, tras conocer la noticia, tuvo "la oportunidad" de hablar con su hijo y se mostró "seguro" de que tanto él como el resto de la familia de Tojeiro "van a continuar la labor comenzada por su padre".
El fallecimiento de Tojeiro, que se produjo tras varios meses de deterioro físico, dejó huérfano al empresariado coruñés, que ayer mostró un unánime reconocimiento a la figura del pontés más ilustre y a una trayectoria ejemplar, no sólo dedicada a ganar dinero, sino "a crear riqueza y empleo en su propia tierra".
Y es que Tojeiro fue un pionero de la innovación, ese término que tanto se pronuncia desde que estalló la crisis financiera de 2008 como receta para salir de ella y que cuesta tanto definir.
El empresario supo desde bien joven que estaba hecho para emprender y centró sus iniciativas en tres sectores; el del transporte, la madera y la alimentación, que conocía desde bien joven gracias al ultramarinos que regentaba su padre en As Pontes. Aquel fue el germen del imperio forjado en 1985 con la fusión de Tojeiro Alimentación, Almacenes Casán, Carlos Díaz y Cía, Coloniales Cruz y Antonio Sierra y Sucesores de Waldo Riva. Pero en su crecimiento a partir de entonces hasta lo que Gadisa es hoy —con 430 puntos de venta en Galicia y Castilla-León entre los supermercados Gadis, centros comerciales Haley, Cash Ifa y la red de franquicias Claudio que han dado a la cadena el liderazgo de la distribución en el noroeste español— tuvo mucho que ver el concepto de súper que Tojeiro tenía en la cabeza y la unión de la distribución y el transporte.
Los Gadis están presentes en los centros neurálgicos de cada barrio para responder a la demanda del día a día, de quien no dispone de coche o prefiere no desplazarse a los grandes centros comerciales, con los que empezó a competir a finales de los noventa a través de los Haley, localizados en entidades de población de tamaño medio. Gadisa fue de las primeras empresas en apostar por la logística y en incorporar un sistema de gestión de flotas desde un centro de control, actualmente situado en el polígono de Piadela. No es extraño que Gadisa haya optado por Medina del Campo –en el centro de la comunidad castellanoleonesa– como sede de su segundo centro logístico, para dar servicio a toda la comunidad.
Y es que Tojeiro perteneció a esa clase de empresarios que tras mamar la crueldad de la posguerra crearon un imperio sobre la base de un ingente esfuerzo desde la más tierna infancia y sin más perspectiva de la jubilación que seguir al pie del cañón. Aún con los achaques propios de la edad y de una vida –sobre todo laboralmente– muy intensa, Roberto Tojeiro aún se dejaba caer por la sede del centro logístico que Gadis tiene en el polígono brigantino de Piadela y seguía de cerca la actividad del grupo empresarial que llevaba su apellido. Y en 2008, cuando el Ayuntamiento de A Coruña le dedicó una calle, en el comercial barrio de A Cubela, Roberto Tojeiro decía: "Sé que me queda mucha guerra por dar". Hacía sólo tres años que el grupo que lleva su nombre inauguraba una planta de fabricación de uno de los parqués más modernos de Europa, Galparket, fiel a su determinación por innovar.
La noticia de la muerte de Tojeiro cogió sin embargo por sorpresa a sus empleados. Rosa Gómez, delegada de Comisiones Obreras en la empresa destacó ayer la cercanía del fundador, y confió en que sus sucesores sigan su ejemplo en el día a día con sus empleados. También algunos de los supermercados de la cadena, abrieron ayer sus puertas sin la habitual música ambiente, en señal de duelo por la muerte del fundador. El grupo municipal socialista de Betanzos presentó una moción que se debatirá en el pleno para que el Polígono de Piadela lleve el nombre de Polígono Roberto Tojeiro y para que una calle o plaza de Betanzos lleve el nombre de Empresario Roberto Tojeiro.
Y para el día de su entierro, el Ayuntamiento de As Pontes decretó una jornada de luto oficial. Roberto Tojeiro es Hijo Predilecto de la localidad en la que nació en 1928. La medida se adoptó en señal reconocimiento "al amor por su villa natal que tenia Tojeiro", del que el consistorio destaca "su capacidad de trabajo, tanto en su faceta empresarial como en el plano más humano".En una junta extraordinaria celebrada este mediodía, los portavoces de los tres grupos políticos del consistorio pontés (PSdeG, PP y BNG) acordaron declarar el día de hoy como jornada de luto oficial.
El municipio coruñés emitió un comunicado para expresar su "profundo pesar" por la "irreparable pérdida" de Roberto Tojeiro, "un hombre que fue un ejemplo en su trayectoria vital" con "un lugar bien ganado en la historia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook