02 de febrero de 2011
02.02.2011

Muere Roberto Tojeiro, creador de Gadisa

El empresario, nacido en As Pontes en 1928, deja un imperio empresarial basado en la alimentación y la energía que genera más de 7.000 puestos de trabajo y factura más de 1.300 millones de euros al año

02.02.2011 | 09:09
Roberto Tojeiro, durante el acto de inauguración de la calle que lleva su nombre en A Coruña. / Víctor Echave

El presidente de Gadisa, Roberto Tojeiro, murió ayer a los 82 años en su casa de Bastiagueiro tras dedicar toda su vida a levantar un imperio empresarial, el grupo Tojeiro, que en la actualidad genera más de 7.000 puestos de trabajo y factura más de 1.300 millones anuales. Tojeiro estaba ya enfermo desde hacía unos meses, aunque aún acudía a la empresa.
Empresario hecho a sí mismo y sin estudios, comenzó a trabajar desde muy joven para levantar el que en la actualidad es uno de los mayores gigantes económicos de capital gallego. Roberto Tojeiro se inició en el mundo de la empresa a los 15 años, edad a la que ya era dueño de su propio camión en el que llevaba madera. Transporte, madera y alimentación fueron los sectores claves para el arranque empresarial de este coruñés.
Nacido en As Pontes en 1928 –el próximo 29 de febrero cumpliría 83 años– ha dejado a Gallega de Distribuidores de Alimentación S.A. (Gadisa) como líder del sector de la alimentación en el noroeste peninsular, además de acaparar el 25% de la cuota de mercado en Galicia y cerrar el ejercicio 2009 –últimos datos disponibles– con una facturación cercana a los 900 millones. Y todo ello con capital cien por cien gallego.
El mayor éxito de Tojeiro, y del que más orgulloso se sentía, fue convertir una empresa familiar en el segundo grupo empresarial de Galicia en generación de empleo, cuyo pilar central es Gadisa. La firma cuenta con 197 establecimientos en la comunidad –tiene 430 puntos de venta ubicados en Galicia y Castilla y León–, da trabajo a cerca de 6.000 empleados y su facturación asciende a cerca de 900 millones, según los últimos datos proporcionados por la empresa. El grupo está formado en la actualidad por Supermercados Gadis, Centros Comerciales Haley, Cash Ifa y la red de franquicias Claudio.
La joya del imperio Tojeiro nace en 1985 tras la fusión de Almacenes Casán, Tojeiro Alimentación, Carlos Díaz y Cía, Sucesores de Waldo Riva, Coloniales Cruz y Antonio Serra. En 1991, la empresa establece su central en el polígono de Piadela (Betanzos) y en 1995 incorpora Ecomás Supermercados a su red de supermercados. En 1998, Gadisa adquiere Supermercados Claudio e inaugura el primer Centro Comercial Haley en Ribeira.
El empresario pontés también apostó por impulsar el sector energético en Galicia. Fue uno de los promotores de la planta de gas de Reganosa, en Mugardos, y el principal artífice de que la gasística mantenga su galleguidad en la actualidad, después de que el grupo Gadisa se uniera el pasado verano a la Xunta para evitar que el capital de la empresa acabara en manos extranjeras. Tojeiro defendió siempre la importancia estratégica de Reganosa, tanto para incrementar la competitividad de las empresas gallegas como para garantizar el suministro de gas en el noroeste peninsular y el peso de la comunidad dentro del territorio español.
El alma máter del proyecto, y presidente de honor, permaneció en el consejo de administración de Reganosa hasta el pasado 25 de octubre pero, después de toda una vida dedicada al trabajo, el patriarca decidió que a sus 82 años era hora de dar paso a la savia nueva. Por razones de edad, cedió su sillón en la cúpula de la regasificadora a su sobrino, Roberto Tojeiro Peleteiro.
El día que anunció su marcha, la empresa se comprometió a mantenerse en la senda trazada por Roberto Tojeiro Díaz, al que agradeció todo su apoyo y sus méritos a través de un comunicado: "Por unanimidad, el consejo le agradece su generosa contribución al desarrollo de Reganosa, de cuya creación y lanzamiento fue el principal responsable. La compañía se siente en deuda permanente con él, ya que sin su perseverancia y empuje el proyecto de la regasificadora habría sido irrealizable". En la actualidad, el grupo Tojeiro es el mayor accionista de la planta de gas, con el 36,5% de las acciones.
Pero aunque Roberto Tojeiro sea conocido sobre todo por ser el creador de Gadisa, el empresario también se ha destacado por sus inversiones en el sector energético o en el de la madera. Lideró iniciativas como Forestal del Atlántico, Tojeiro Transporte (Totransa), Caleras de Moeche (Camosa), Unión de Empresas Madereras (Unemsa), Intasa-Industrias del Tablero, Galparquet o Servicios Polígono Piadela. También se introdujo en el sector de los fertilizantes, a través de sociedades como Soaga o Fabrisa.
Tojeiro levantó también un emporio en el sector de la madera y en otras actividades relacionadas. Forestal del Atlántico está situada en Mugardos. Tiene su origen en 1977 cuando Bazán y Astano fundan Dessa para el deslastre, desgasificación y limpieza de los buques antes de proceder a su reparación en los astilleros de la ría. En 1989 reinventa la empresa con el objetivo de fabricar colas y resinas para la industria del tablero. En la actualidad es un complejo industrial diversificado con diferentes actividades que en total suman una facturación próxima a los 80 millones de euros y que genera un empleo directo cercano a las 200 personas.

Madera

El empresario concibió y desarrolló Intasa para la producción de tableros de fibras de madera de densidad media. En 1989 inicia su andadura por los mercados nacional e internacional. También en el sector de la madera, Galparquet nace en 1999 en As Pontes, gracias a la determinación de Roberto Tojeiro. En 2001 se realizan importantes mejoras en la línea de fabricación y en 2005 se inaugura la fábrica donde se produce actualmente una de los más modernos parqués de Europa.
Además de presidir Reganosa- Regasificadora del Noroeste, Forestal del Atlántico, Totransa (transporte terrestre e intermodal), Camosa (soluciones en telecomunicaciones), Unemsa-Unión de Empresas Madereras, Intasa-Industrias del Tablero, Galparquet y Servicios Polígono Piadela, era consejero de Corporación Financiera de Galicia (Caixa Galicia), Imegasa-Impregnaciones Melamínicas y Soaga-Sociedad Agrícola Gallega, entre otras muchas compañías, hasta un total de más de medio centenar de empresas en cuya gestión participó activamente hasta poco antes de su muerte.
Una carrera empresarial tan longeva y productiva fue reconocida por numerosas condecoraciones. Recibió la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y la Medalla de Plata de Galicia. Fue designado Empresario del Año, hijo predilecto de As Pontes y Gallego del Año. Poseía, también, la Medalla de Oro de la Provincia que le fue concedida por la Diputación de A Coruña. Desde 2008 una calle en A Cubela lleva su nombre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook