La conferencia internacional “Tuna Bangkok” se clausuró ayer en la capital tailandesa después de tres días de sesiones con la preocupación de los asistentes por la sobreexplotación de los bancos de atún en todo el mundo. “Lo que ha quedado patente, y es lo más importante, es la situación en la que están los recursos atuneros. Hemos llegado a lo que es el tope”, explicó Julio Morón, secretario general de World Tuna Pursue Seina Organization y responsable de Opagac, una de las dos asosociaciones patronales que agrupan a la flota atunera española.

Morón señaló que la conferencia no adoptó acuerdos concretos porque no era su misión, pero indicó que para proteger y recuperar los bancos de atunes hay que empezar por limitar la capacidad de las flotas atuneras en todos los océanos. Asimismo, añadió que además el sector debe aceptar una parada total de las flotas de uno a dos meses en todos los océanos, como se hace en la actualidad en zonas del Pacífico. Las capturas de atún en el Pacífico marcaron un nuevo máximo en 2009 al llegar a las 2,4 millones de toneladas, según datos de la Secretaría de la Comunidad del Pacífico.

España cuenta con una flota de casi 60 barcos que abastecen la industria conservera y produce una media anual de 220.000 toneladas de atún en conserva, de las que exporta un 40%, la mayoría (80%), al mercado europeo. Europa también cubre el 40% de su demanda de atún de conserva con los productos comprados en Asia, principalmente en Tailandia, que produce unas 450.000 toneladas -el 23% de la producción mundial de conserva de atún, mientras que la capacidad de España es del 12%.

La disputa con Tailandia

Por su parte, Juan Manuel Vieites, secretario general de la patronal conservera española Anfaco, la flota de Tailandia se reduce a dos barcos, porque el grueso del atún que necesita lo adquiere a pequeñas embarcaciones que faenan almadrabas del Pacífico sin casi vigilancia.

Vieites denunció en “Tuna Bangkok” la desigualdad en la que compiten los europeos con los asiáticos, en concreto Tailandia, China, Filipinas y Papúa Nueva Guinea.

Por su parte, la representación tailandesa protestó por los aranceles que Europa impone a sus exportaciones y a las de otras economías emergentes.

Morón reconoció que “la competencia que existe es brutal”, y dijo que “la inspección sanitaria en España es estrictísima y las condiciones laborales europeas son incomparables con las de Asia” y pese a ello defendió la importancia de tratar de equiparar las condiciones de ambas partes.

Armadores y Gobierno valoran los resultados del primer año con seguridad privada en el Índico

Los armadores españoles de la flota atunera que opera en el Índico y el Gobierno, a través del Ministerio de Defensa, tienen previsto analizar en una reunión convocada para la próxima semana los resultados de la primera campaña de la flota con seguridad privada a bordo como prevención contra los ataques de los piratas somalíes. En tal reunión se valorará la necesidad de realizar alguna modificación en la estrategia para la nueva campaña y el previsible repunte de los ataques de los bucaneros -en un par de semanas- con el fin de la temporada de los monzones, que facilita la salida al mar de los esquifes de los piratas.

En tal reunión también se valorará el protocolo de entendimiento firmado el martes por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con su homólogo de Seychelles, James A.Michel y la respuesta del líder africano, no desvelada, a la petición española de permitir el embarque de armamento pesado en los atuneros, que Seychelles hasta ahora negó.