12 de mayo de 2010
12.05.2010

La cartera de pedidos del astillero vigués Cardama alcanza los 24 millones de euros

Entregó ayer a una armadora de Angola un remolcador de 24,5 metros de eslora

12.05.2010 | 09:55

El astillero vigués Francisco Cardama, especializado en la construcción de barcos de eslora media, ha consolidado su cartera de pedidos con tres remolcadores, un oceanográfico, un multicat y dos pontonas sin propulsión por un importe total de 24 millones de euros.
Cardama se ha posicionado como líder en este segmento y la mayoría de sus contratos son para países del continente africano. Concretamente ayer tuvo lugar el acto de entrega del remolcador "EPI Sucesso" a una armadora angoleña que lo destinará al puerto de Luanda para el movimiento de buques petrolíferos y portacontenedores.
El remolcador, de 24,5 metros de eslora, 8 de manga y con capacidad para 9 tripulantes, supuso una inversión para la armadora de 3,25 millones de euros.
El presidente de la naviera Epinosul, Bruno Inglés, que ayer asistió a la entrega, señaló que está estudiando "efectuar nuevos encargos a Cardama" y mostró su satisfacción "por el cumplimiento de los plazos en la entrega y por la calidad de la embarcación".
El astillero vigués –participado en un 60% por la familia Cardama y un 40% por el empresario vigués José García Costas– prevé finalizar a lo largo de este año dos remolcadores, incluido el entregado ayer para Luanda, y otro de 30 metros de eslora para el puerto de Lobito, también en Angola y un oceanográfico de 40 metros para Argelia. También construirá para Angola un multicat –para el transporte de agua dulce y contenedores– y dos pontonas para Sato (filial de la constructora OHL), una de ellas ya ha sido entregada, que tienen una eslora de 58 metros y una manga de 16,5 metros. Para el próximo año está previsto que se finalice otro remolcador para Guinea Conakry, de 30 metros de eslora, y que tiene un presupuesto de 4 millones de euros.
"El astillero está participando en una serie de concursos, fundamentalmente en países, africanos, para construir diversos tipos de remolcadores y una patrullera de 65 metros de eslora. Algunos de ellos están ya adjudicados y pendientes de la aprobación final por el consejo de Ministros del país comprador", indicó José María Moreu, director del astillero Cardama.
Moreu señaló que "para los tiempos que corren la carga del astillero es muy aceptable" y resaltó "la gran experiencia que tiene la empresa para participar en concursos en otros países".
Admitió que grupos de brokers internacionales "han depositado su confianza en nosotros y son ellos los que nos proponen los encargos".
El astillero vigués tiene en plantilla a 5 trabajadores y dispone de 6 gradas en la factoría de Beiramar. La carga de trabajo ha obligado en ocasiones a encargar la construcción de los cascos de los barcos a astilleros portugueses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine