07 de marzo de 2010
07.03.2010

Una empresa viguesa puja por el control de todas las señales marítimas de Brasil

Activo Comunicaciones negocia con las autoridades brasileñas el mantenimiento y gestión de los faros, balizas y boyas del país

07.03.2010 | 01:03

La empresa viguesa Activo Comunicaciones, a través de su socio NHR Internacional, negocia con las autoridades brasileñas la concesión de los servicios de gestión y mantenimiento de todas las señales marítimas del gigante sudamericano (faros, balizas, boyas, respondedores de radar). La compañía, con 47 trabajadores activos en plantilla y con clientes como Puertos del Estado (Ministerio de Fomento) y las 28 autoridades portuarias españolas, presenta su candidatura de la mano del grupo brasileiro Idea Digital, con la que ha constituido una joint venture para explorar oportunidades de negocio tanto en Sudamérica como en España. Por su parte, Activo Comunicaciones ayudará a Idea Digital a comercializar todos sus productos en Europa.
"Las negociaciones están ya muy avanzadas, tanto a nivel político como con los responsables militares, que son los que controlan en la actualidad las señales marítimas en Brasil", apuntan desde NHR, consultoría estratégica especializada en comercio internacional con sedes en Vigo y São Paulo. "En Brasil a lo que aspiramos es a la concesión global del servicio, que pasa por supuesto por suministrar el equipo y además por realizar la vigilancia, mantenimiento e instalación de las propias señales, algo que en España hacen de momento las autoridades portuarias", explica Juan Carlos Pérez Suárez, director comercial de Activo Comunicaciones.
La seguridad en el transporte marítimo se reforzará en los próximos años en Brasil debido a la celebración del Mundial de Fútbol (2014) y de los Juegos Olímpicos (2016), lo que multiplicará las oportunidades de negocio para las empresas gallegas. Activo es el responsable del software y del sistema de control de señales marítimas por parte de Puertos del Estado, denominado Atonis. "Lo que llevamos es el control telemático de las señales y el reporte automatizado a Puertos de Estado", asegura Pérez.
Esta empresa viguesa cerró 2009 con una facturación de 6,2 millones de euros, y el negocio de las señales marítimas representa un 20% de la actividad. También trabaja para firmas como Coren o PSA Peugeot Citroën, aunque en otros nichos de mercado. En sus planes para Brasil, Pérez admite que baraja la posibilidad de montar una fábrica para producir su propio hardware en este país sudamericano. Además de Brasil, Activo Comunicaciones ha sondeado los mercados argentino, uruguayo y chileno, entre otros, en los que la gestión de las señales marítimas es similar a la brasileira.
"No obstante, nuestro mercado objetivo ha sido siempre Brasil", admite Pérez. Este país, con 7.367 kilómetros de costa, cuenta con 213 faros, 15 radiofaros, 547 faros pequeños, 992 balizas y 2.267 boyas ciegas, entre otras señales. Además, la navegación no sólo se limita al mar, sino a toda la cuenta del río Amazonas (el transporte fluvial tiene tanta importancia como el marítimo), lo que hace todavía más atractiva la gestión de las señales.
La oferta conjunta de Activo Comunicaciones e Idea Digital, a través de NHR Internacional, es parecida a la que controla la navegación en el Río de la Plata, en la que dos empresas, una de capital argentino (Emepa) y otra belga (Jan de Nul, con gran experiencia en la gestión de canales) gestionan la navegación por el río y las señales fluviales, con la colaboración del gobierno argentino.
Este consorcio es el responsable del proyecto Hidrovía Paraguay-Paraná-Río de La Plata, una mega obra de ingeniería para aumentar la capacidad de tráfico de productos, principalmente agrícolas, minerales y combustibles, haciendo viable el tráfico de grandes cargas a través del sistema fluvial Paraguay-Paraná-Uruguay-Río de la Plata.
Brasil es la novena economía del mundo y el quinto país por extensión y población. Su crecimiento económico en 2008 fue del 5,1% y desde 2004 ha acumulado un incremento del 4,7% Según el informe de la UNCTAD "Perspectivas de las Inversiones en el mundo 2009-2010", Brasil es el cuarto país más atractivo para los inversores internacionales, sólo por detrás de China, Estados Unidos e India. El país iberoamericano, que ha demostrado la solidez de su democracia ganando un creciente protagonismo en la esfera internacional, es además una puerta de entrada privilegiada hacia el resto del continente.
En este sentido, España –octavo inversor a nivel mundial y primero en Iberoamérica– se ha situado ya como cuarto inversor en Brasil durante el primer trimestre de 2009, destacando el incremento respecto a 2008 de las inversiones en el sector industrial y de la construcción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook