28 de octubre de 2009
28.10.2009

La viguesa Cablerías Auto compra el negocio del grupo Delfingen en Portugal

La empresa gallega, la única que fabrica en España cableado para las baterías de coches eléctricos, aspira a convertirse en proveedor del nuevo modelo de Renault para Valladolid

28.10.2009 | 08:52

La empresa viguesa Cablerías Auto, especializada en la fabricación de cableado para la industria de la automoción, ha comprado el negocio de la multinacional francesa Delfingen en Portugal, cuya fábrica ha echado el cierre. Cablerías Auto se queda con la maquinaria y los contratos de esta compañía –que también se dedicaba a la producción de cable–, lo que permitirá potenciar su actividad en Vigo y Porriño y crear 22 puestos de trabajo. Cablerías Auto es la única empresa en España que fabrica cableado para baterías de coches eléctricos, y pujará por convertirse en proveedor del nuevo modelo eléctrico que Renault fabricará en Valladolid a partir de 2011, según confirma el gerente de la compañía, Marcos González.
Este directivo explica que la adquisición de la línea de negocio de Delfingen les permitirá aumentar la facturación, así como reforzar el empleo. "Se trata de una empresa francesa que tiene una planta en Portugal y con la que guardo relación desde hace muchos años", apunta González. Además de cableado para coches, Delfingen fabricaba también tubos de protección para los cables, por lo que esta operación permitirá a Cablerías Auto completar su oferta. "Nos quedamos con las máquinas, los pedidos y los stocks", añade.
La compra ha sido posible gracias a la ayuda del Igape, que ha concedido un préstamo de 1.125.750 euros a Cablerías Auto para apoyar la financiación de inversiones en inmovilizado y capital corriente para la adquisición de la línea de negocio de Delfingen, según informó ayer la Consellería de Industria en un comunicado.
Cablerías Auto lleva más de tres años investigando cableado para los coches eléctricos, en colaboración con otros proveedores de Estados Unidos y Portugal. La compañía ha desarrollado un nuevo tipo de conductores de aluminio y cobre para las baterías de arranque de los vehículos eléctricos e híbridos, mezcla que permite abaratar el producto y aligera el peso de la instalación.
El gerente de la empresa asegura que el anuncio de Renault de fabricar un vehículo eléctrico en su planta de Valladolid supone una gran oportunidad para Cablerías Auto, y confirma que ya ha mantenido varias reuniones con responsables del consorcio galo. La firma viguesa aspira a convertirse en proveedor de ese nuevo modelo. Entre sus principales clientes están el grupo Volkswagen –suministra el cableado del nuevo Seat Exeo– y multinacionales de componentes como TRW y Faurecia.
"Hoy por hoy no hay ningún fabricante de cableado en España para baterías eléctricas, pero al final son las multinacionales las que deciden", matiza González respecto a la posibilidad de convertirse en proveedor de Renault.
La viceconsejera de Economía de la Junta de Castilla y León, Begoña Hernández, aseguró ayer que la Administración regional propondrá a las ciudades de Palencia y Valladolid la creación en 2010 de un plan piloto para la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos similar al Plan Movele del Gobierno central.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine