21 de octubre de 2009
21.10.2009
GM se quedará con Opel si fracasa la venta a Magna

El Comité de Empresa de GM se reúne con Magna en Madrid

La preferencia del grupo sigue siendo vender la compañía, pero no descarta el 'plan B'

21.10.2009 | 18:28

Representantes del Comité de Empresa de la planta de General Motors (GM) en Figueruelas se reúnen hoy con Magna en el Ministerio de Industria para tratar de llegar a un acuerdo para el futuro de la factoría, en la que trabajan cerca de 7.500 personas.

Al encuentro, convocado a las 19.00 horas, también asistirá el director general de la factoría española, Romek Rytwinski, han afirmado fuentes de los trabajadores.

El diálogo entre ambas partes "se ha recuperado", afirmó ayer el ministro de Industria, Miguel Sebastián, después de que el Comité de Empresa de la planta convocara cuatro jornadas de huelga -para los días 28 y 30 de octubre y 3 y 5 de noviembre- para protestar por los 1.322 despidos planteados por Magna en la factoría.

La negociación se produce sin que GM y Magna hayan cerrado definitivamente la venta de las plantas europeas, que podría producirse, según algunos medios periodísticos esta misma semana.

Mantener la propiedad

El grupo General Motors estaría dispuesto a mantener la propiedad del cien por cien de Opel, si fracasara la operación para vender la marca alemana al consorcio integrado por el fabricante canadiense de componentes Magna y al banzo ruso Sberbank.

"Si el acuerdo fracasa, los ejecutivos de General Motors están preparados para implementar el 'plan B', que consiste en mantener Opel y acometer una reestructuración más profunda que la planeada por Magna", asegura el diario 'The Wall Street Journal'.

El periódico estadounidense, que cita fuentes conocedoras de la situación, asegura que la preferencia de General Motors sigue siendo vender Opel a Magna, aunque también estaría dispuesto a mantener su filial europea.


Reestructuraría Opel y Vauxhall

En este último escenario, el consorcio General Motors financiaría una profunda reestructuración de las marcas Opel y Vauxhall mediante fondos públicos o situando sus operaciones europeas en suspensión de pagos.

La opción más remota es el reinicio del proceso de venta de Opel, toda vez que la sociedad belga RHJ International, "finalista" con Magna de la puja por la marca alemana, ha manifestado que ya no tiene interés en tal proyecto.

Mientras, el Gobierno alemán anunció hoy que ha notificado a General Motors que los 4.500 millones de euros en fondos públicos para la reestructuración de Opel no están reservados a Magna, sino a quien la corporación estadounidense elija como comprador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine