12 de octubre de 2009
12.10.2009
MAR

Una nueva llamada desde el "Alakrana" confirma el buen estado de los tripulantes

Ricardo Blach envía un mensaje de tranquilidad y asegura que todos sus compañeros se encuentran "bien"

12.10.2009 | 11:15
Cristina Blach, hija del patrón baionés del "Alakrana", Ricardo Blach.

Ricardo Blanch, el patrón baionés del atunero "Alakrana", secuestrado desde hace diez días en las aguas del Indico por piratas somalíes, contactó de nuevo ayer con su hija Cristina, a la que transmitió un mensaje de tranquilidad por su situación y manifestó que los tripulantes del pesquero "están todos bien".
No obstante, María Angeles Jiménez, esposa del marinero Gaizka Iturbe, también miembro de la tripulación del "Alakrana", denunció la lentitud con la que actúa el Gobierno español en las negociaciones para la liberación del buque y de sus 36 tripulantes.
Cristina Blanch recibió en la mañana de ayer una llamada telefónica de su padre "sobre las 9.20 horas" –la misma en la que telefoneó el pasado viernes– y que sólo duró "unos minutos". El pasado viernes, el patrón gallego del atunero secuestrado, había trasladado a sus familiares que sus captores ya les ofrecían más facilidades que en los primeros días del secuestro para descansar, comer o ducharse.
La primera vez que supo del estado de la tripulación del "Aalakrana" fue el pasado 4 de octubre, dos días después del secuestro, cuando los marineros se pusieron en contacto con sus familiares para indicarles que se encontraban bien.
Por su parte, María Angeles Jiménez, esposa del marinero vasco Gaizka Iturbe, aseguró que no entiende por qué "se ralentiza" la negociación para liberar el buque, cuando "ya había un precedente" con el caso del "Playa de Bakio" –secuestrado durante seis días el pasado año también por piratas somalíes– y se conocen "las vías" para actuar.
Así lo manifestó ayer la esposa de Iturbe a Radio Euskadi, donde explicó que los responsables de la negociación les explican que la misma está abierta pero es "lenta", por lo que les animan a que estén "tranquilos y con ánimos" porque sus familiares secuestrados "están bien".
El "Playa de Bakio"
Al cumplirse los diez días del secuestro, Jiménez indicó que no puede evitar comparar el caso del "Alakrana" con el del "Playa de Bakio", que se resolvió en menos de una semana. "Comparamos con el Playa de Bakio y yo personalmente no entiendo por qué se ralentiza más, cuando ya había un precedente y ya se conocían las vías", reiteró.
El "Aalkrana" tiene 36 tripulantes, de los que ocho son gallegos, ocho vascos, ochos indonesios, cuatro de Ghana, tres de Senegal, dos de Madagascar, otros dos de Costa de Marfil y uno de Seychelles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine