09 de octubre de 2009
09.10.2009
MAR

Conxemar cierra con negocios por 1.100 millones, un 8% menos que el año pasado

La cifra de visitantes se redujo un 7%, hasta alcanzar los 32.650 profesionales de 86 países

09.10.2009 | 02:02
Conxemar cierra con negocios por 1.100 millones, un 8% menos que el año pasado

Cuando a las seis de la tarde de ayer cerraba sus puertas la undécima edición de Conxemar en el instituto ferial de Vigo, tras tres días de intensa actividad mercantil y de contactos empresariales, la organización recibía con "satisfacción" los datos de asistencia y volumen de negocio estimado, pese a que reflejaron bajadas en ambos conceptos con respecto al pasado año.
Y es que, en plena crisis económica internacional, haber logrado cerrar negocios por valor de algo más de 1.100 millones de euros, un 8% menos que el pasado año (1.200 millones de negocio), y haber recibido la visita de 32.650 profesionales de un total de 86 países se considera un "balance muy positivo" desde la organización.
Tal fue la reflexión que ayer se realizó desde el comité organizador presidido por José Luis Freire, que ya preveía descensos en las grandes cifras de la feria dado lo delicado de la situación que atraviesa la economía de todos los países y que ya mermó en un 17% el número de expositores con respecto a la anterior edición, hasta dejarlo en 536 de 32 países.
Menos visitantes pero más profesionales, que acudieron a la feria a realizar las gestiones o negocios pretendidos, muchas cautelas compradoras por las dificultades financieras que padecen sin excepción todos los países y precios a la baja –en torno a un 8%–, podrían resumir el sentir de los participantes consultados por este diario que, sin embargo, auguraban una situación peor a la que realmente se encontraron en la feria.
"En general, el balance es positivo; teníamos los miedos a que pudiera resultar más triste que otros años pero no fue así; vinieron los clientes habituales y también otros nuevos", señala Amparo Bonelo, de Pescafina, del Grupo Pescanova, quien, sin embargo, señala que se notó que "Europa está un poco floja, como estamos en España, y tendremos que activarlo y lo intentamos con nuevos productos y nuevas presentaciones".
Mientras, para Modesto Freire, empresario y miembro de la directiva de Conxemar, recuerda que "teníamos una gran preocupación porque el momento era muy duro y ya se anularon muchas ferias pero hicimos un gran sacrificio abaratando el coste de la feria y al final ha sido positivo".Freire detalla que, ha venido algo menos de gente que en años pasados pero la que vino es profesional, se han hecho operaciones y creo quer los que hemos venido estamos satisfechos". Por lo que respecta al conjunto del sector, para Freire, uno de los efectos más notables este año es la caída de precios. "Con la crisis financiera, de empleo y de consumo, los precios este año han bajado y esperemos que el próximo año suban, señal de que se reactiva la economía", recuerda.
Por su parte, Borja Tenorio, de Fandicosta, "la crisis se nota, claro, sobre todo porque todo el mundo viene pidiendo bajadas de precios, ofertas, lanzamientos y notamos que lo que el consumidor cada día reclama más es un producto fácil de preparar, menos espinas o envases más pequeños".
El directivo empresarial también detalla la afección de la crisis financiera global en su negocio. Así, señala que en algunos países se detectan ahora "más problemas de cobro y es más difícil vender porque no tienes garantías y por eso la crisis se percibe sobre todo en los problemas financieros, dificultades de cobro o pago por parte de clientes y hay que arriesgar un poco más y te ves más restringido a la hora de vender; desde luego no hay la alegría que había antes".

Incertidumbre
Otra empresaria que prefiere no dar su nombre pero que representa a una de las principales armadoras de la ciudad de Vigo explicaba ayer lo "positivo" de tener acceso en Conxemar a nuevas ideas sobre el mercado, los productos y las empresas. Su visión general de la feria fue, sin embargo, más pesimista. "El volumen de negocio va para abajo, yo estimo que en un 15%, y como ejemplo diré que yo soy compradora y no he comprado nada". Además, también ha detectado que se han restrasado los contratos de las ventas para Navidad. "La gente espera hasta el último momento y se nota miedo porque no está claro lo que va a pasar y en esas condiciones cuesta mucho tomar la decisión de comprar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine