08 de octubre de 2009
08.10.2009
Nuevo ataque a la flota en el Índico

Rumbo al "caladero del miedo"

El "Draco" zarpó de Vigo y tardará dos semanas en alcanzar las aguas del "pirateo"

08.10.2009 | 03:02
El atunero ´Draco´en la operación de salida del puerto de Vigo a primera hora de la mañana de ayer

Es más que probable que este atunero incorpore personal de seguridad armado, especializado en misiones de alto riesgo, en medio de su travesía hacia el Cuerno de África. La empresa propietaria, Mar de Hydra, con oficina en A Coruña, negocia con el Ministerio de Defensa de España y el Servicio de Inteligencia la posibilidad de embarcar personal privado para poder defenderse, en caso de abordaje, en igualdad de condiciones: lucha, fuerza y fusiles.

Miedo, nervios y tensión pero ante todo, y como buenos profesionales, con muchas ganas de pescar y salir airosos de esta marea. Así se despedía ayer, desde cubierta mientras abría el día, la treintena de tripulantes del Draco, ante la melancólica mirada de familiares y amigos que observaron la partida desde el muelle del Areal. Una adiós especial y diferente, conscientes de que los compañeros del Alakrana están retenidos en su propio barco a punta de fusil hasta que se solucione el rescate y de que los grupos de corsarios somalíes han multiplicado su actividad.
Entre los familiares: preocupación y ansiedad. Por si no fuera poco tener a un padre, marido, hermano o hijo a bordo durante cuatro meses, con la losa de la distancia, ahora se ven obligados a añadir un motivo más para el insomnio: el riesgo de un ataque pirata. "Normalmente llamamos a casa una vez a la semana. Es que las conferencias por satélite en alta mar siguen siendo muy caras, todavía", explica Álvaro Lorenzo, capitán del Draco. Mientras, pequeños mensajes por Internet a los suyos y cuantos menos archivos para descargar, mejor. Los hombres de Baiona, Bueu, Noia, Costa da Morte, País Vasco, Ghana, Chile y Senegal soltaron ayer amarras. Valientes tras el pertrecho. Les llevará algo más de dos semanas alcanzar el Índico. Ayer, en las primeras millas de travesía, imperó el mal tiempo. Viento, mar de fondo y silencio.
¿Cómo os vais a defender ante un posible abordaje? "Es posible que embarquemos mercenarios o personal de seguridad, vamos", adelantó ayer el capitán, antes de zarpar del puerto de Vigo. La empresa a la que pertenece el Draco, de capital 100% español y oficina en A Coruña aunque el barco tenga bandera de las Seychelles, está negociando la incorporación de agentes de seguridad. Será costoso, pero, ante el riesgo, lo que en principio parecía una utopía parece tomar forma para esta marea. "No se nos dan soluciones pero nosotros tenemos que proteger nuestros intereses. Estamos negociando con el Ministerio de Defensa de España y el Servicio de Inteligencia la posibilidad de embarcar seguridad privada. Lo más probable es que lo hagamos. Queremos incorporar personal armado especializado", adelantó ayer Federico Ródenas, director de operaciones de Mar de Hydra. ¿Y les dará tiempo para esta marea? "Hay muchas formas de hacerlo. No tenemos que esperar a que lleguen a aguas cercanas a Somalia. Antes pasarán por el Canal de Suez y, si lo solucionamos, es posible incluso desplazar mercenarios a través de helicópteros. Todavía no hemos cerrado la operación", contesta Ródenas, quien recuerda que la industria atunera es muy importante "económicamente" para España. "Son muchos puestos de trabajo no sólo en el mar, sino en tierra: distribución, conserveras, reparación... Esperemos que el secuestro del Alakrana termine sin sustos. Si hubiese que lamentar daños, el Gobierno cambiaría de postura", añadieron fuentes de la compañía Mar de Hydra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine