16 de abril de 2009
16.04.2009

El IPC se contrae por primera vez en Galicia desde 1978 pese a crecer un 0,3% en marzo

Los precios decrecieron en el último año un 0,5% en la comunidad gallega y un 0,1% en el conjunto nacional

16.04.2009 | 02:00

El Índice de Precios de Consumo (IPC) registró en marzo su primera tasa negativa en Galicia desde que se inició la serie autonómica, en 1978. A pesar de que en el tercer mes del año los precios subieron un 0,3% respecto a febrero, la tasa interanual se situó en el -0,5%, lo que coloca a Galicia como la tercera comunidad donde más retrocedieron los precios en el último año tras Castilla-La Mancha y Castilla y León. En el conjunto del Estado, el IPC experimentó también su primer signo negativo (la serie se inició en 1961), abriendo la puerta a la deflación, fenómeno que se da cuando los precios en una economía bajan durante dos trimestres consecutivos. La caída del IPC es consecuencia del abaratamiento del petróleo y de la crisis de consumo.

En un análisis por provincias, en Galicia sólo A Coruña mantiene una tasa de IPC interanual positiva, del 0,1%, frente al resto que cerró el pasado mes en negativo. En el caso de Pontevedra, esta provincia acumula ya dos meses con una tasa interanual negativa: en febrero los precios se habían contraído un 0,1%, mientras que en marzo lo hicieron un 0,8%, por encima de las medias nacional y gallega. También Lugo y Ourense registraron una tasa de -0,8% en marzo.

En los tres primeros meses de 2009 los precios se redujeron en la comunidad gallega un 1,4%, descenso que sitúa a Galicia entre las autonomías en las que más retrocedió la inflación, por detrás de La Rioja (-1,9%) Asturias, Murcia y Castilla-La Mancha (-1,5%).

La mayor caída de los precios en marzo correspondió a los alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,5%), seguidos del transporte (-0,4%), la vivienda (-0,2%) y la medicina y la enseñanza (-0,1%). En cambio, se incrementaron los precios en el vestido y el calzado (+3,6%); en el ocio y otros (+0,4 %); en hoteles, cafés y restaurantes (+0,3%), y el menaje (+0,%). Además, se mantuvieron estables en las bebidas alcohólicas y el tabaco y en las comunicaciones.

En términos interanuales, el mayor retroceso en el IPC se registró en el transporte, que respecto al tercer mes del año pasado se redujo un 8,2%. En el vestido y el calzado la reducción fue del 1,8%; en el ocio y la cultura del 1,1% y en las comunicaciones del 0,5%.

A nivel nacional, el IPC interanual registró su octavo descenso consecutivo. La tasa final, del -0,1%, contrasta con la obtenida en el mismo mes de 2008 (4,5%), uno de los meses en los que los precios subían de forma desorbitada debido al encarecimiento del barril de crudo. Con esta tasa del -0,1%, la inflación interanual se aleja y mucho de los máximos cercanos al 5% que alcanzó durante el verano pasado, cuando los precios tocaron techo en el mes de julio, con un IPC del 5,3%. A partir de entonces, la inflación comenzó a descender, experimentando una gran caída, de 1,2 puntos, el pasado mes de noviembre, algo que no se veía en 22 años.

Desde julio de 2008 el IPC se ha reducido más de cinco puntos, superando las estimaciones iniciales del Gobierno, que esperaba que este indicador cerrara 2008 en el entorno del 2%.

El Gobierno recalca que no hay deflación

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, descartó ayer una vez más la posibilidad de que la economía española entre en un periodo de deflación, a pesar de que el IPC haya registrado por primera vez valores negativos en el mes de marzo. "Este no es un panorama que contemplamos", indicó Vegara. Preguntado por la posibilidad de que alguna comunidad sí entre en deflación, Vegara aseguró que no cabe esperar este fenómeno, aunque recordó que el Gobierno no valora los datos de los diferentes territorios y que la dispersión entre ellos no es muy elevada.

El PP advierte de "graves riesgos" para la economía

El portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, considera que el IPC negativo de marzo supone "muchos" más riesgos que beneficios para la economía española, y atribuye la caída al "desplome" del consumo y la inversión y a la falta de confianza por la destrucción de empleo. Montoro da por hecho que la economía española registró en marzo "su primer dato de deflación de la historia", algo que califica como una situación "nueva" y "peligrosa" para la recuperación, por lo que consideró que el Gobierno debió emprender reformas estructurales "hace tiempo".

Los precios seguirán a la baja hasta octubre

La Fundación de Cajas de Ahorro asegura que la inflación se mantendrá en tasas negativas hasta el mes de octubre, alcanzando un máximo en julio (-1,3%) y cerrando el año en el -0,2%. De esta forma, el IPC caerá al -0,2% en el mes de abril y al -0,7 en el mes de mayo. En junio, sobrepasará por primera vez la barrera del -1% y se situará en el -1,1%, cifra que se elevará al -1,3% en el mes de julio. En agosto la caída empezará a moderarse y se situará en un -0,8%, tasa que retrocederá al -0,6% en septiembre y al -0,3% en octubre. A partir de entonces, el IPC volverá a registrar tasas positivas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine