29 de diciembre de 2008
29.12.2008
una caída próxima al 40%

La bolsa española cierra mañana el peor año de su historia

29.12.2008 | 19:59

La bolsa española despide mañana el peor año de su historia, con una caída próxima al 40% en su principal índice, el Íbex-35, debido al hundimiento del sector financiero, el constructor y el inmobiliario, que han pagado los excesos de ejercicios anteriores y la crisis económica.

El mercado español acaba así con cinco años consecutivos de ganancias continuadas y supera el peor resultado de su historia reciente -la caída del 28,11 por ciento de 2002- y otras debacles históricas como el retroceso del 32,3% de 1977, en plena crisis del petróleo, o del 32% de 1931, en el apogeo de la Gran Depresión y tras la instauración de la Segunda República.

Aunque muchos analistas y firmas de inversión esperaban una subida del 10% del Íbex-35 para este 2008, el auge de la crisis financiera y la histórica subida de las materias primas se han encargado de echar por tierra cualquier augurio.

La bolsa española ha seguido la misma senda que las principales bolsas mundiales, que acumulan en su mayoría descensos superiores al 40%, reflejando así las oscuras perspectivas de la economía mundial ante la actual crisis, a la que se ha respondido con bajadas de tipos de interés y diversos planes de estímulo económico.

Dentro del Íbex-35, el indicador que agrupa a las principales empresas cotizadas españolas, la más bajista de este 2008 será Sacyr Vallehermoso, con una caída próxima al 70%, seguida por Gamesa, que lleva perdido, a falta de una sesión, el 60,28%, y de Acciona, con otro 60%.

Los valores que más pesan en el Íbex-35 -Telefónica y los dos grandes bancos, Santander y BBVA- han marcado con sangre la evolución del indicador, donde sólo un valor, Unión Fenosa, acumula ganancias por la opa de Gas Natural.

Las dos grandes entidades financieras españolas han experimentado la mayor caída de su historia al acumular a falta de la última jornada unas pérdidas del 49,3%, en el caso del Santander, y del 47,46% para el BBVA, en tanto que la operadora de telecomunicaciones ha limitado su descenso al 25,6%.

Pero, sin duda, las principales caídas se encuentran entre los valores que cotizan en el mercado continuo, algunos de los cuales fueron excluidos del selecto club del Íbex-35 este mismo año.

Es el caso de Inmobiliaria Colonial, cuyas acciones suman un descenso del 91,5%, sólo superada por Afirma (la antigua Astroc), que retrocede el 92,2%.

Otras inmobiliarias como Renta Corporación, Inbesos, Urbas o Realia se sitúan también entre las principales caídas, alrededor del 80 por ciento, junto a compañías de energías renovables (muy tocadas también este año) como Solaria, que baja cerca del 91 por ciento.

El chaparrón bursátil ha limitado este año las salidas a bolsa, con la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) como único gran exponente, que al final termina prácticamente en tablas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine