27 de diciembre de 2008
27.12.2008
Petrolera

El PP avisa de que el control de Lukoil sobre Repsol es una amenaza para la UE

27.12.2008 | 14:32

El portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, Gustavo de Arístegui, ha advertido hoy al Gobierno de que el control de la petrolera rusa Lukoil sobre la española Repsol YPF pondría en riesgo la independencia energética de España y también "del resto de Europa".

De Arístegui, en declaraciones a Efe, ha afirmado que la posibilidad de que Lukoil entre en el capital de Repsol con la compra del paquete de la constructora Sacyr Vallehermoso -20 por ciento- pondría en manos de Rusia el dominio del mercado de la energía en toda la UE.

El portavoz del PP ha asegurado que hay una "intencionalidad" rusa para emplear el petróleo como arma geopolítica" y controlar el flujo del gas y el petróleo desde el este al oeste del continente.

"Es una operación que implica directamente al resto de Europa. El Gobierno debe tener en cuenta la importancia del asunto, no es una cuestión meramente empresarial o energética", ha subrayado De Arístegui.

Ha instalado al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, a "estar a la altura de las circunstancias" para preservar "los intereses estratégicos y energéticos de España" y a actuar con "transparencia y responsabilidad".

En su opinión, Zapatero debería decir a los españoles "qué está hablando con Lukoil" y admitir que esta compañía "no es una empresa privada 'stricto sensu'", al considerar que mantiene vínculos con el Estado ruso.

Este hecho -ha añadido- supondría que Repsol YPF volvería a ser nacionalizada, aunque en esta ocasión, en manos del Kremlin.

"Es el dominio de un estado a través de una empresa privada, una estatalización extranjera", ha dicho De Arístegui, quien ha recordado que el Gobierno ruso ha ofrecido apoyo político a Lukoil si decidiera comprar parte de Repsol YPF.

Ha negado que su partido haya "abandonado la causa de la libertad de empresa" y rechace operaciones entre compañías privadas y ha hecho hincapié en que su disconformidad con que Lukoil controle Repsol se justifica precisamente en la defensa de las reglas del libre mercado.

El portavoz de Exteriores ha defendido también que España y la UE consideren a Rusia como un socio estratégico con Rusia, siempre que el Kremlin se incline por una estrategia "más pausada, prudente y equilibrada y no buscando la recuperación de posiciones perdidas por su derrota en la Guerra Fría".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine