18 de diciembre de 2008
18.12.2008
Consumo

La Eurocámara aprueba reforzar la seguridad de los juguetes

18.12.2008 | 19:50

El pleno del Parlamento Europeo aprobó hoy una norma para reforzar la seguridad de los juguetes que restringe el uso de productos químicos, perfumes y metales pesados en su fabricación.

Además, se aumentan las garantías para evitar que las piezas de los juguetes, incluidas las que van dentro de alimentos, puedan causar asfixia o ahogamiento a los niños. No obstante, podrán seguir utilizándose juguetes dentro de huevos de chocolate y del roscón de Reyes.

La nueva directiva, que ya ha sido acordada con los Veintisiete, fue aprobada por 481 votos a favor, 73 en contra y 40 abstenciones, a la revisión de la directiva vigente sobre seguridad de los juguetes. Su objetivo es adaptar la normativa actual a la aparición de productos fabricados con nuevos materiales y tecnologías, y evitar así casos como el de Mattel en 2007, en el que se tuvieron que retirar del mercado juguetes peligrosos para la salud de los niños.

Los Estados miembros tendrán dos años para aplicar las nuevas reglas. Hasta entonces, la seguridad de los juguetes se regirá por la actual normativa. En lo referente a las restricciones químicas, este periodo será de cuatro años.

Las sustancias químicas que pueden causar cáncer, alterar la información genética o dañar la reproducción, también llamadas sustancias CMR (carcinógenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción) ya no estarán permitidas en las partes accesibles de los juguetes.

Para algunas sustancias, como el níquel, los valores límites tolerables se han reducido; los metales pesados particularmente tóxicos, como el plomo o el mercurio, ya no podrán utilizarse intencionadamente en los juguetes. Las fragancias están completamente prohibidas si tienen un potencial alergénico fuerte, o deben indicarse en la etiqueta del juguete si son potencialmente alergénicas para determinados usuarios.

RIESGOS DE ASFIXIA

Se refuerzan las exigencias para evitar que las piezas de los juguetes puedan causar asfixia o ahogamiento a los niños, especialmente por la presencia de partes pequeñas. Los juguetes distribuidos en alimentos o mezclados con alimentos deberán llevar siempre un embalaje separado. No obstante, los juguetes dentro de huevos de chocolate y las piezas de sorpresa del roscón de Reyes podrán seguir utilizándose.

Para prevenir accidentes, la norma exige que se incluyan advertencias en los juguetes de manera claramente visible, fácilmente legible y en una lengua de fácil comprensión para los usuarios. No se permiten las advertencias que contradicen el uso previsto del juguete, en especial la advertencia "No conviene para niños menores de 36 meses" en juguetes claramente destinados a esta categoría de edad. Los juguetes distribuidos en alimentos o mezclados con alimentos deberán llevar la advertencia: "Contiene un juguete; se recomienda la vigilancia de un adulto".

La directiva refuerza las obligaciones para los fabricantes e importadores de juguetes. Los productores tendrán que llevar a cabo una evaluación de la seguridad del juguete y elaborar una información técnica completa de todos sus productos, incluidos datos sobre las sustancias químicas utilizadas, para permitir la trazabilidad por parte de las autoridades de vigilancia de mercado.

Los importadores deberán comprobar si los productores han realizado correctamente todas las evaluaciones de la conformidad de los juguetes y, en caso de necesidad, tendrán que efectuar ellos mismos ensayos aleatorios. Si los fabricantes o importadores de juguetes no producen juguetes con arreglo a los requisitos de seguridad de la directiva, los Estados miembros pueden imponer sanciones. También se hacen más estrictas las obligaciones de los distribuidores de juguetes.

Finalmente, la norma obliga a reforzar los sistemas nacionales de vigilancia del mercado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine