07 de diciembre de 2008
07.12.2008

Una compañía viguesa asegura a más de 1.000 pesqueros contra actos de piratería

Cubre los daños producidos por asaltos a barcos en sus pólizas, que excluyen el pago del rescate

07.12.2008 | 01:00
Una compañía viguesa asegura a más de 1.000 pesqueros contra actos de piratería

Las aguas del Índico se han convertido en una pesadilla para las flotas pesquera y mercante. Los ataques de los piratas somalíes han puesto en evidencia el riesgo que corren los tripulantes y los buques que navegan por la zona. Las medidas de protección puestas en marcha por algunos Estados -con el envío de aviones de patrulla y fuerzas navales- tendrán una eficacia limitada dada la extensión de ése océano. Sólo en lo que va de año han sido atacadas 95 embarcaciones, incluidos superpetroleros de más de 330 metros de eslora.
Navieros y armadores cuyos barcos navegan por la zona, bien en tránsito o bien realizando actividades pesqueras, viven una auténtica pesadilla. Una de las pocas medidas que pueden realizar por su cuenta es asegurar sus embarcaciones y tripulantes contra los ataques de los piratas. Lo que ninguna compañía les cubre es el pago del rescate.
La correduría viguesa Artai, líder en seguros marítimos de España, tiene protegidos más de 1.000 pesqueros contra los actos de piratería. Esta cobertura está expresamente incluida dentro de las pólizas de seguros habituales que se contratan por parte de la mayoría de los armadores para los denominados "riesgos ordinarios de navegación". Tanto las del Institute Time Clauses Hulls, que serían de aplicación a buques mercantes, como las Institute Fishing Vessel Clauses, específicas para buques pesqueros, contemplan, en el supuesto de piratería las coberturas de pérdida o daño al buque asegurado y la responsabilidad por daños materiales frente a terceros a consecuencia de colisión del buque con algún objeto fijo o flotante. Hasta este momento, las compañías no exigen el pago de una sobreprima para contra los asaltos.
Otra cosa diferente es la cobertura por "guerra y terrorismo". Los seguros que contemplan los actos de piratería excluyen, de modo expreso, la cobertura en acciones que provoquen pérdidas físicas, responsabilidades y gastos, tengan su origen en "actos de guerra, huelgas así como actos maliciosos". Ante esta eventualidades es necesario incluir cláusulas específicas: las Institute War And Strikes Clauses Hulls-Time.
Pero la "póliza de guerra" se encuentra sometida a restricciones en determinadas zonas de navegación que son periódicamente revisadas por el Joint War Comittee. "En el supuesto que sea necesario navegar por estas zonas geográficas excluidas tendrán que solicitar previamente autorización a los aseguradores para autoricen ese desplazamiento concreto mediante la sobreprima correspondiente", aseguran desde Artai.
Esta sobreprima, fijada en atención a cada caso concreto, supone sobre un 0,02% sobre el valor del buque asegurado en la póliza.
Normalmente si la sobreprima es muy elevada, las compañías aseguradoras aplican un "bonus por no siniestralidad", una vez que se ha verificado que no ha habido siniestros.
A partir de mañana, la Unión Europea desplegará un contingente naval en aguas de Índico. Las unidades españolas que partirán hacia la zona serán la fragata "Victoria" y el petrolero de la flota "Marqués de la Ensenada", que con 314 militares a bordo, se unirán al avión de reconocimiento y lucha antisubmarina P-3 Orion, que ha establecido su base en Djibuti con 90 efectivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine