26 de noviembre de 2008
26.11.2008

Estados Unidos inyecta 617.000 millones para reactivar el consumo y los créditos

La medida favorecerá también la compra de activos hipotecarios

26.11.2008 | 11:37

El gasto de los consumidores en Estados Unidos tuvo en el tercer trimestre su mayor reducción en 28 años, al tiempo que el crecimiento económico del país se contrajo un 0,5% en el mismo periodo, según informó ayer el Departamento de Comercio. El gobierno del presidente George W. Bush, que ya ha recibido 700.000 millones de dólares del Congreso para auxiliar a los mercados financieros, anunció otros programas por 800.000 millones de dólares (617.000 millones de euros) para estimular el crédito a las familias y la compra de activos respaldados por hipotecas morosas.

Hace un mes, en su cálculo inicial, el Gobierno había anunciado que entre julio y septiembre el ritmo anual de la actividad económica había disminuido un 0,3%, dos décimas menos que el dato oficial.

La corrección de ayer representa la mayor contracción del Producto Interior Bruto (PIB) de EE UU desde la caída del 1,4% en el tercer trimestre de 2001, cuando el país se encontraba al final de la última recesión.

En el segundo trimestre de 2008 el PIB estadounidense creció a un ritmo anual del 2,8%. En los últimos doce meses el PIB real ha crecido un 2%, según las cifras oficiales, y los datos actuales apuntan a que en el cuarto trimestre del año la contracción será del 4%.

La inflación subyacente en el índice de precios en gastos de consumo personal -una estadística a la que presta mucha atención la Reserva Federal- fue del 2,6% en el tercer trimestre. En el cálculo preliminar era del 2,9%.

En el último año, excluidos los precios de alimentos y combustibles, la inflación subyacente ha sido del 2,3%, cuatro décimas por encima de lo que la Reserva considera una inflación aceptable.

El otro dato negativo de ayer fue que el gasto de los consumidores, que en EE UU representa más de dos tercios del PIB, se contrajo en el tercer trimestre un 3,7%, la primera caída en 17 años y la mayor desde el segundo trimestre de 1980, cuando el país estaba en otra recesión.

En medio de la pérdida de empleos, la depreciación de sus inversiones y de sus propiedades inmobiliarias, la ejecución de hipotecas, la restricción del crédito y los colapsos de bancos, los consumidores han visto una caída del 9,2% en sus ingresos disponibles entre julio y septiembre.

Contracción

Esta ha sido la reducción más grande de los ingresos disponibles netos desde 1947 cuando empezó a registrarse este dato.

Uno de los pocos datos brillantes del panorama económico de Estados Unidos en el último año -el crecimiento de las exportaciones- también se nubló un poco entre julio y septiembre, al crecer las ventas al exterior a una tasa anual del 3,4%, en lugar del 5,9% del cálculo inicial.

En el trimestre anterior las exportaciones crecieron el 12,3%, y la desaceleración refleja una menor demanda exterior de bienes estadounidenses a medida que se ha extendido la crisis financiera global.

También el informe de ayer mostró que los constructores de casas cortaron su gasto en un 17,6% entre julio y septiembre, la décimo primera reducción trimestral consecutiva.

La mayoría de los analistas cree que la Reserva Federal (Fed) volverá a aflojar su política monetaria en la reunión del Comité de Mercado Abierto del 16 de diciembre, si es que no actúa antes para bajar la tasa de interés interbancario de corto plazo, que está en el 1%.

La Reserva inició la bajada de intereses en septiembre de 2007, cuando la de referencia estaba en el 5,5%, y actualmente su meta de interés interbancario está donde estuvo por casi un año hasta junio de 2004.

El índice de desempleo se encuentra en el 6,5% de la fuerza laboral, el nivel más alto en 14 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine