08 de noviembre de 2008
08.11.2008

España estará presente en la cumbre financiera del G-20 en Washington

El presidente francés confirma que Zapatero podrá asistir como representante de la "octava potencia del mundo"

08.11.2008 | 02:38
Zapatero, durante la rueda de prensa posterior a la reunión.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, asistirá a la cumbre del G-20 que se celebrará el próximo 15 de noviembre en Washington, según un comunicado de la Presidencia francesa de la UE remitido a los Veintisiete socios comunitarios.
El comunicado de la Presidencia francesa explica que en el seno del G-20 los estados de la Unión Europea cuentan tradicionalmente con cinco plazas.
Por ello, añade que se ha decidido que, además de los cuatro miembros natos del G-8 (Francia, Reino Unido, Alemania e Italia), España esté presente en al cita de Washington "como octava potencia económica mundial".
El presidente francés, Nicolás Sarkozy,, cederá al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el asiento que a Francia le sobra en la cumbre financiera internacional del 15 de noviembre en Washington como miembro del G-8, ya que Sarkozy tiene otra plaza reservada como presidente de turno de la UE. Un gesto que Zapatero ha agradecido, aunque pidió "prudencia" hasta que el mandatario estadounidense, George W. Bush, comunique su decisión formal.
Octava potencia
En rueda de prensa conjunta con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, Sarkozy afirmó que le resulta "difícil" justificar que la octava economía del mundo, España, "no pueda participar en la reunión de las 20 primeras economías del mundo". "No es ningún problema ideológico, es un problema de sentido común", subrayó.
"Como Francia tiene dos sillas, una como presidencia de la UE y otra como Estado miembro del G-8, no hay ningún problema en que España ocupe uno de estos dos puestos en tanto que España, sin quitarle este sitio a Francia", resaltó el presidente francés tras la cumbre extraordinaria de líderes europeos para preparar la reunión de Washington.
"Creo que este argumento ha sido bastante defendible ante el presidente (estadounidense, George W.) Bush, la potencia que invita", prosiguió Sarkozy, quien indicó que este jueves habló con el mandatario norteamericano sobre la cumbre. Respecto a la participación de España, Sarkozy dijo que él mismo había anunciado a los Veintisiete que Zapatero irá a Washington. "Me parece normal y yo lo he indicado con el presidente Barroso a los Veintisiete", dijo.
No obstante, tras la comparecencia de Sarkozy en la que realizó estas afirmaciones, fuentes del Elíseo confirmaron que el presidente estadounidense, George W. Bush, "no tiene problemas con que España esté en la cumbre" del G-20 en la capital norteamericana el próximo día 15 de noviembre.
Prudencia y paciencia
Preguntado por la confirmación del Elíseo sobre la disposición de Estados Unidos a que España asista a la cita de Washington, Zapatero pidió "tiempo al tiempo", esperar "a que se produzcan las cosas" e insistió en que ha "de ser prudente" hasta conocer la decisión formal.
Zapatero destacó que la de Washington es una reunión convocada por Bush y que es a él "a quien corresponde, en diálogo con la UE, adoptar las decisiones oportunas". Así, reconoció que la "opinión de la Administración norteamericana es importantísima", como la de la UE y la del resto de países que van a acudir a la cita es "importante".
La presencia de España en una reunión de este nivel -que reúne a los países más industrializados y a las economías emergentes- "no es fácil" porque "estamos intentando acudir a una reunión en donde por los mecanismos tradicionales no estaríamos". Un objetivo que "se ha intentado en muchas ocasiones" y que "exige una tarea política de gran envergadura".
Por ello, el Gobierno va a actuar "con mucha sensatez, sabiendo que en otras ocasiones no se ha podido consumar ese gran objetivo". No obstante, Zapatero recalcó que España "merece estar por su peso político y económico" y que tiene "razones objetivas para formar parte (en la cumbre de Washington) y participar de sus decisiones".
El presidente español afirmó que España ha sido históricamente un "buen actor regional" y que no es fácil dar el "salto cualitativo" para ser reconocido como actor global ya que "no sólo es que lo merezcas, es que te lo tienen que reconocer".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine