31 de julio de 2008
31.07.2008

Caixanova, Caixa Galicia y Pastor ganarán 930 millones en plusvalías por su 10%

31.07.2008 | 02:00

Las tres entidades gallegas presentes en el accionariado de Fenosa estudian la venta de sus participaciones

Redacción / VIGO / A Coruña
La permanencia de los accionistas gallegos en Unión Fenosa va a resultar muy difícil tras la entrada de Gas Natural en la eléctrica. Galicia participa en la compañía que preside Pedro López Jiménez a través de las dos cajas de ahorro -Caixanova y Caixa Galicia- y del Banco Pastor.
Los expertos consultados estiman que a estas entidades "no les va a quedar más remedio que acudir a la OPA que lanzará Gas Natural sobre el 100% de la compañía". Esta operación supondría importantes plusvalías para las tres entidades financieras gallegas. Caixanova, que posee el 5,19% del capital, obtendrá unas plusvalías de 450 millones de euros; Caixa Galicia, con el 3,02%, recibirá 260 millones; mientras que el Banco Pastor, con el 2,4% conseguirá 220 millones. En total, las plusvalías de los accionistas gallegos en la eléctrica alcanzarían los 930 millones de euros.
De la regalleguización de Fenosa a la catalanización de la eléctrica sólo han pasado diez días. Ese es el tiempo que ha transcurrido desde que la Xunta animó a los empresarios de la comunidad a que entrasen en el accionariado de la compañía, y salvaguardar así una empresa que nació en Galicia y que es su principal proveedora de energía, hasta que ayer la catalana Gas Natural adquirió el 45,3% que ACS posee en la eléctrica.
Abandono del capital
Es más, de una posible regalleguización se va a pasar a un abandono del capital gallego en la compañía. La culpa la tienen casi 1.000 millones en plusvalías que esperan ingresar Caixanova, Caixa Galicia y Banco Pastor por la venta del 10% que los tres aún poseen en la eléctrica fundada por Pedro Barrié de la Maza en 1943 para "garantizar el abastecimiento eléctrico de Galicia".
Cuando saltaron los primeros rumores de venta, la Xunta apostó para que el capital gallego tuviera más peso en Fenosa. Pero se encontró con la negativa del empresariado. Corren tiempos de crisis. Caixanova, Caixa Galicia y Banco Pastor, más pendientes de ingresar que de gastar, tampoco acudieron a las llamadas de los políticos. Y eso que fueron continuas. En aquellos días, el presidente de la Xunta, Emilio Touriño, reconoció contactos con inversores gallegos para "posicionar a Galicia en el futuro de Fenosa". El vicepresidente, Anxo Quintana, aseguró que "no nos queda duda" de que si hay opciones de venta de Fenosa habrá "por lo menos, intentos de compra" por parte del capital gallego.
El conselleiro de Innovación e Industria, Fernando Blanco, también animaba a los empresarios gallegos.
"Para mí sería una satisfacción que una operación de este tipo fuera para adelante, ya se intentó y creo que ahora podría haber otra oportunidad", sentenció a la vez que recalcó que "es un buen momento para que el capital gallego tuviera más peso" en la eléctrica. Blanco insistía sólo hace diez días en que sería "satisfactorio" que se incrementara el peso gallego en Fenosa por su "relación" con Galicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook