28 de julio de 2008
28.07.2008

Solbes prevé que la inflación siga creciendo en los próximos meses pero pide optimismo

Montoro acusa al Gobierno de transmitir su desorientación a la sociedad española

28.07.2008 | 18:10
El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, hoy durante su comparecencia ante la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso en la que ha explicado las medidas que va a tomar el Ejecutivo para paliar la crisis económica

Al mal tiempo, buena cara. Ese ha sido el mensaje principal que ha querido transmitir hoy el ministro de Economía Pedro Solbes durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados. Solbes reconoce la gravedad de la crisis económica que atraviesa el país pero pide "optimismo". Asegura que la crisis tocará fondo el próximo año y que la remontara se iniciará en 2010, mientras tanto, la inflación seguirá creciendo. El ministro de Economía afirmó que en estos momentos es fundamental mantener la serenidad y la confianza y aseguró que los atajos siempre resultan "muy costosos a la larga".


Pocas novedades en la comparecencia del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, en el Congreso para dar explicaciones sobre la crisis económica y las medidas emprendidas por el Ejecutivo para hacerle frente.


El titular del ramo ha insistido en que el presente año finalizará con déficit, como lo hará también 2009 y que la inflación, actualmente en el 5%, podría seguir creciendo en los próximos meses. No obstante Solbes ha pedido tranquilidad para afrontar las dificultades actuales y recordó que los soportes de la economía, que aún son "sólidos", permiten ser "razonablemente optimistas" de cara al futuro.


El ministro advirtió que las tensiones de precios continuarán "algún mes más" lo que provocará algún "incremento adicional" de la inflación en los próximos meses. El titular de Economía considera que este aumento será "transitorio", porque espera que el precio del petróleo no siga subiendo a las tasas actuales, pero que sería duradero si los agentes económicos no se adaptan a esa subida de precios.


Solbes, que ha destacado que el año que viene será el año en el que la crisis tocará "fondo" para repuntar en 2010, ha reconocido la "gravedad" de la situación, pero ha pedido "optimismo" ante la fortaleza de los mecanismo de la economía española para hacer frente a la coyuntura.


Tras repasar las medidas emprendidas por el Gobierno, para superar las dificultades, entre las que destacó la devolución de 400 euros a través del IRPF, la financiación a través del ICO de pequeñas y medianas empresas y el relanzamiento del dialogo social, Solbes ha garantizado que éstas tendrán su efecto, pero lo más importante es la "serenidad" y la "confianza". "No existen medidas milagrosas", ha indicado el ministro de Economía.

Reparto Equilibrado

Para superar la coyuntura, el vicepresidente económico pidió un esfuerzo a todos los agentes económicos porque, según indicó, en la medida en que cada uno asuma su responsabilidad se podrá evitar un "deterioro adicional" de la economía. Así, tanto el Gobierno como las Administraciones Públicas, como el sector privado, empresarios y sindicatos tienen que asumir su parte "del coste total" de la actual situación para poder iniciar antes la etapa de recuperación.


En este contexto, Solbes ha pedido a empresarios y sindicatos que, en el marco del diálogo social, acuerden un reparto "equilibrado" de los beneficios empresariales y los costes salariales, para hacer frente a la crisis económica. "En la medida en la que cada uno asuma su responsabilidad, evitaremos un deterioro adicional de la economía", ha dicho el vicepresidente segundo.


En cuanto a la intervención del Gobierno para apoyar a las empresas con problemas financieros, como en el caso reciente de Martinsa Fadesa, Solbes ha descartado cualquier tipo de actuación. "No sería razonable que el Gobierno utilizara el dinero de los contribuyentes para ayudar a las empresas cuando llega una etapa poco favorable y además crearía agravios comparativos", ha afirmado Solbes, para quien la no intervención no es una falta de previsión sino una gestión responsable. En su opinión los accionistas de cada empresa, son los que han percibido los beneficios en los últimos años, son quienes ahora "deberán asumir las eventuales pérdidas derivadas de su actividad".

Añadir confusión

El portavoz del PP en la comisión de Economía y Hacienda del Congreso, Cristóbal Montoro, ha respondido con contundencia a las explicaciones de Solbes y le ha acusado de "añadir confusión a la confusión" y "trasladar esa confusión y desorientación a la sociedad española". Para Montoro, el Gobierno incurre en una contradicción cuando dice que va a mantener las políticas sociales y es incapaz de corregir la inflación. Montoro también responsabiliza a Solbes del aumento del desempleo.


CIU, por su parte, asegura que su grupo no va a ceder en sus reivindicaciones para Cataluña e insiste en rechazar las actuales propuestas del Ejecutivo. El portavoz de esta formación nacionalista en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, advirtió hoy al presidente del Gobierno que su formación no apoyará los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año próximo si no hay un acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación autonómica acorde con lo previsto en el Estatut de Cataluña que esté vigor en 2009.


Al igual que CIU, los representantes de Iniciativa per Catalunya y Esquerra Republicana también han descartado las propuestas del Gobierno en financiación autonómica ya que las consideran incompatibles con el Estatuto. Precisamente hoy el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, se preguntó hoy "dónde" contradice el Estatut la propuesta de financiación autonómica presentada por el vicepresidente segundo del Gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook