28 de julio de 2008
28.07.2008

El número de viviendas hipotecadas en Galicia cayó un 17,5% en mayo, hasta las 3.367

El capital prestado para hipotecas sobre viviendas registró un descenso del 12,1% y se situó en 113.178 euros

28.07.2008 | 13:36

El número de viviendas hipotecadas registró una caída en Galicia de un 17,5 por ciento en mayo respecto al mismo mes del año anterior, hasta un total de 3.367 inmuebles, mientras que el importe medio de las hipotecas sobre viviendas se situó en 113.178 euros, con un descenso interanual del 12,1 por ciento.

En el conjunto de España se contabilizaron en mayo 74.423 inmuebles hipotecados, tras disminuir un 36,1 por ciento en el último año, y el importe medio de las hipotecas sobre viviendas cayó menos, un 6,6 por ciento y se colocó en 140.861 euros, según la estadística de hipotecas publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los datos de mayo vuelven a reflejar caídas de dos dígitos después de que en abril el número de viviendas hipotecadas bajara sólo un 9,4 por ciento. En meses anteriores, las viviendas hipotecadas habían llegado a rozar descensos interanuales del 40 por ciento, senda en la que parece que vuelven a entrar a la vista de los resultados de mayo.

De acuerdo con los datos del organismo estadístico, el capital prestado para las hipotecas sobre viviendas superó en el quinto mes del año los 10.483 millones de euros, lo que supone un descenso del 40,3 por ciento respecto a mayo de 2007.

Teniendo en cuenta el total de fincas (rústicas y urbanas), el importe medio por hipoteca constituida se situó en 158.549 euros, con una disminución del 5,6 por ciento respecto a mayo de 2007 y del 2,3 por ciento en relación al mes de abril de este año.

El total de fincas rústicas y urbanas hipotecadas en mayo ascendió a 111.210, un 32,7 por ciento menos, mientras que el capital prestado superó los 17.632 millones de euros, un 36,5 por ciento inferior al de mayo de 2007.

Las cajas de ahorro fueron las entidades que concedieron un mayor número de préstamos hipotecarios en mayo, con el 54,1 por ciento del total, seguidas de los bancos (35,6 por ciento) y de otras entidades financieras (10,3 por ciento). En cuanto al capital prestado, las cajas de ahorros concedieron el 50,6 por ciento del total, los bancos el 39,3 por ciento y otras entidades, el 10,1 por ciento.

Tipo de interés medio

El tipo de interés medio en mayo fue del 5,18 por ciento, un 10,8 por ciento más que hace un año y un 0,1 por ciento superior al del mes de abril. El tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios de las cajas de ahorro fue del 5,18 por ciento y el plazo medio de 26 años, mientras que los bancos prestaron a un tipo de interés del 5,09 por ciento y un plazo medio de 24 años.

El 97 por ciento de las hipotecas constituidas en mayo utilizó un tipo de interés variable, frente al 3 por ciento de tipo fijo. Dentro de las variables, el Euríbor fue el tipo de interés de referencia más utilizado en la constitución de hipotecas, ya que figuró en el 88,5 por ciento de los nuevos contratos.

Por otra parte, el número total de hipotecas con cambios en sus condiciones ascendió en mayo a 33.760, lo que supone un crecimiento interanual del 18,8 por ciento. En el caso de las viviendas, el número de hipotecas que modificaron sus condiciones fue de 22.866, un 10,4 por ciento más que en mayo de 2007.

Atendiendo a la clase de cambio en las condiciones, en mayo se produjeron 25.841 modificaciones pero sin cambiar de entidad financiera (novaciones), lo que representa una subida interanual del 17,6 por ciento. Por su parte, el número de préstamos que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) fue de 4.642, un 6,3 por ciento más.

Además, un total de 3.277 hipotecas cambiaron de titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor), lo que supone un incremento del 58,2 por ciento.

Cambios de condiciones

De las 33.760 hipotecas que cambiaron sus condiciones en mayo, el 44,6 por ciento se deben a modificaciones en los tipos de interés. De esta forma, el porcentaje de hipotecas a tipo de interés fijo se redujo después del cambio de condiciones desde el 6,8 por ciento hasta el 1,8 por ciento del total, ya que la mayoría de estos préstamos pasan a estar referenciados a un tipo de interés variable.

Dentro de la estructura de tipos de interés, el Euríbor es la referencia más importante. Además, su interés medio es el más bajo antes del cambio (3,83 por ciento), mientras que después del cambio el interés medio más bajo es el referente a otros tipos de interés (4,96 por ciento).

Tras la modificación de condiciones, el interés medio de los préstamos aumentó 0,33 puntos en las hipotecas a tipo fijo y 1,31 puntos en las hipotecas a tipo variable.

Respecto a las cancelaciones, en mayo se cancelaron registralmente un total de 63.809 hipotecas, lo que supone un descenso interanual del 20,9 por ciento. Las hipotecas canceladas sobre fincas rústicas bajaron un 20,4 por ciento y las canceladas sobre fincas urbanas lo hicieron en un 20,9 por ciento. En el caso de las cancelaciones de hipotecas constituidas sobre vivienda su número cayó un 24,8 por ciento en tasa interanual.

Murcia y Comunidad Valenciana, a la cabeza

Por comunidades autónomas, Murcia, con 433, y Comunidad Valenciana, con 429, fueron las regiones que concentraron un mayor número de fincas con hipotecas constituidas en mayo por cada 100.000 habitantes. Todas las regiones experimentaron caídas en el volumen de fincas hipotecadas a excepción de Extremadura, que registró un incremento del 14,6 por ciento.

La Rioja y Comunidad de Madrid registraron el mayor importe medio hipotecado, con 213.894 euros y 201.970 euros, respectivamente. La Rioja (+51,7 por ciento) y Aragón (+5,3 por ciento), fueron las comunidades que experimentaron una tasa de variación interanual más elevada, mientras que los mayores descensos correspondieron a Murcia (-23,1 por ciento) y Galicia y Madrid, ambas con una tasa negativa cercana al 15 por ciento.

Las comunidades que registraron el mayor número de cambios en las condiciones de las hipotecas en mayo por cada 100.000 habitantes fueron La Rioja (304) y Comunidad Valenciana (192). Murcia y Comunidad Valenciana fueron las que registraron el mayor número de hipotecas canceladas por 100.000 habitantes, con 264 y 257 cancelaciones, respectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook