25 de julio de 2008
25.07.2008

Bush se burla de la crisis: "Wall Strett se emborrachó y ahora está de resaca"

25.07.2008 | 02:00
George W. Bush. / efe

Un móvil grabó las palabras "off the récord" del presidente de EE UU ante los periodistas

Otr / Press / WASHINGTON
Pidió que apagaran todas las cámaras, pero alguien no le hizo caso. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, fue captado por una cámara de móvil mientras hacía unas declaraciones off the record a los periodistas presentes, en las que se burlaba de la crisis económica, asegurando que "Wall Street se emborrachó, y ahora está de resaca", en simplificado análisis de la difícil coyuntura económica.
El presidente estadounidense, a pesar de insistir a los periodistas presentes en su acto privado en que apagasen sus cámaras, pues quería estar relajado, y sabiendo ya que sus declaraciones iban a ser "especiales", no contó con la presencia de un móvil, que grabó sus declaraciones entre risas, las cuales se propagaron rápidamente a través de Internet, difundidas por el famoso portal Youtube.
En este clima tan distendido, Bush realizó su particular análisis de la crisis económica en otra de sus "gloriosas" intervenciones. Tras afirma que Wall Street se ha emborrachado y ahora está de "resaca", el mandatario estadounidense se preguntó en tono de burla cuanto tiempo "les llevará ponerse sobrio", sin tratar de usar "experimentos sin esos instrumentos financieros". El problema de la vivienda tampoco se libro de su experto análisis y reconoció que existe, pues su mujer Laura "intentó comprar una casa", pero no lo consigue.
Bush declaró que su esposa Laura no desea seguir viviendo en el rancho rural de Crawford, que la pareja tiene en Texas, cuando abandonen la Casa Blanca en unos meses. "A mí me gusta", dijo refiriéndose a su hacienda tejana, pero añadió sobre su esposa que "lamentablemente tras ocho años de pedirle que se sacrificara, ya no soy yo el que toma las decisiones", y concretó que "hemos estado recibiendo pagos del gobierno por 14 años", y le recomendó a su "querida" que "ande despacio".
El presidente de Estados Unidos está siendo fuertemente criticado por las declaraciones y más teniendo en cuenta el turbio pasado que George W. Bush relacionado con el alcohol. De hecho, cuando contaba con 30 años, fue detenido por conducir en estado de embriaguez por lo que un símil económico en tono socarrón relacionado con borracheras y resacas no parece la comparación más afortunada de todas las que podía haber hecho Bush.
En su defensa, muchos dicen que estas declaraciones responden a una interpretación a modo de chiste el ejemplo clásico del economista Frederick Von Hayek, premio Nobel de economía en 1974, y que ya se refería a la crisis económica como una resaca "del dinero barato".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook