22 de julio de 2008
22.07.2008

Solbes asegura que no le preocupa que el Estado entre en un "ligero déficit"

El vicepresidente admite que el Estado podría registrar 'números rojos' hasta 2009

22.07.2008 | 16:06

Después de que el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, dijera que el superávit presupuestario no es un objetivo en sí mismo, este martes el vicepresidente económico, Pedro Solbes, afirmó hoy que "no le preocupa" que el Estado gaste más de lo que ingresa. El responsable económico ha admitido que el Estado e incluso el conjunto de las Administraciones Públicas podría cerrar este año con un ligero déficit, si bien añadió que el objetivo del Ejecutivo es mantener los niveles de deuda actuales. El vicepresidente admitió en un curso organizado por la Escuela de Periodismo UAM/EL PAIS que el Estado podría registrar 'números rojos' hasta 2009.


"Si el crecimiento de la economía se sitúa claramente por debajo del 2,3 por ciento en 2008 vamos a ver un ligero déficit, pero no me preocupa", dijo este martes Solbes en un curso de verano organizado por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).


En este sentido, reconoció que el Estado arrojará déficit al cierre de 2008, mientras que la Seguridad Social cerrará el año con un excedente menos boyante" que hasta ahora, por lo que la suma de ambos seguirá arrojando un "ligero superávit". Sin embargo, indicó que teniendo en cuenta el cierre de las cuentas de comunidades autónomas y entidades locales, el resultado final puede ser de un "ligero déficit".


De cara al 2009, admitió que si el crecimiento es aún menor que en 2008, "posiblemente" habrá también déficit, aunque, a su parecer, dependerá mucho de la evolución de la economía. En cualquier caso, el vicepresidente recordó que el superávit se acumula en épocas de bonanza económica y que hay que aceptar el déficit cuando el crecimiento es menor.

Dejar actuar

Tras recordar que con la reforma de la ley presupuestaria se distingue claramente entre las cuentas de la Seguridad Social, las del Estado y las de las comunidades autónomas y corporaciones locales, Solbes insistió en que lo que al Gobierno le preocupa es mantener los niveles de deuda pública actuales.


En este sentido Solbes insistió en que en la actual coyuntura económica hay que dejar actuar a los estabilizadores automáticos y si el funcionamiento de ellos genera mayor déficit, hay que entenderlos porque estará motivado.


Estas declaraciones de Pedro Solbes se producen precisamente un día después de conocerse que las cuentas públicas del Estado arrojaron en el primer semestre de 2008 (por primera vez en tres años) un déficit de 4.683 millones, equivalente a un 0,42% del PIB.
Precisamente, ayer lunes, tras conocer la noticia, el nuevo vicesecretario general del PSOE, José Blanco restó importancia al déficit presupuestario y aseguró que "el superávit de las cuentas públicas no es un objetivo en sí mismo". Además, garantizó que el gasto público continuará aumentando en los próximos años para superar la crisis. Según dijo, "el que ahora estemos en déficit no va a afectar a nuestra política económica en relación con el gasto público".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook