19 de julio de 2008
19.07.2008

El Tribunal Superior de Xustiza solicita un juez de apoyo para el concurso de Fadesa

19.07.2008 | 02:00
Sede Central de Martinsa-Fadesa en A Coruña. / FRAN MARTÍNEZ

La inmobiliaria cree que no volverá a cotizar en Bolsa hasta el próximo año

M. Rodríguez / M. Pardo / A Coruña
El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) aprobó ayer solicitar al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) un juez de apoyo para el Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña, que tramita en estos momentos la petición del concurso voluntario de acreedores de la inmobiliaria Martinsa Fadesa. La sala de gobierno del alto tribunal, que se reunió ayer en pleno, también acordó pedir los funcionarios necesarios a la Xunta de Galicia. La potestad para dotar al Juzgado de lo Mercantil de A Coruña de un juez de apoyo corresponde al CGPJ, mientras que los funcionarios que trabajan en él dependen de la administración autonómica gallega.
La petición del órgano judicial gallego llega ante el ingente volumen de trabajo que le espera al juzgado coruñés tras la presentación del concurso de acreedores de la inmobiliaria. En la actualidad, la unidad judicial tiene más de 270 asuntos sin resolver.
El Juzgado de lo Mercantil de A Coruña está compuesto por siete personas: lo dirige el juez Pablo González-Carrero, que ocupa esta plaza desde que se puso en marcha el juzgado el 1 de septiembre de 2004. En este periodo, ha tramitado más de 1.500 casos de los que ha resuelto más de 1.200. Junto a él, trabajan un secretario judicial y cinco funcionarios. Ante la gran carga de trabajo que les queda por delante a estas siete personas, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia decidió solicitar un juzgado de refuerzo, que estará compuesto por un juez de apoyo y el personal correspondiente.
Fuentes de la Xunta reconocieron que harán "todo lo posible para dotar al juzgado de los medios personales y materiales necesarios". También, a preguntas de los periodistas sobre la carga de trabajo que supondrá el caso Fadesa, el conselleiro de Presidencia, José Luis Méndez Romeu declaró que "un sumario de envergadura como el de Martinsa Fadesa se traduce en unas nuevas necesidades a las que habrá que dar respuesta". Por eso, "en la parte que le corresponde a la Xunta, habrá el apoyo necesario para que ese Juzgado pueda funcionar", aseguró, aunque "lamentablemente nuestras competencias son muy pequeñas" y el apoyo será dentro del ámbito de las mismas, añadió.
Consejeros bien pagados
Martinsa-Fadesa era la compañía del sector inmobiliario español que tenía los consejeros mejor pagados. El consejo de administración de la compañía, que el lunes comunicó que se acoge a la ley concursal -antigua suspensión de pagos-, percibió en 2007 alrededor de 6,7 millones de euros, según el informe de gobierno corporativo presentado este año a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Metrovacesa superó esa cantidad al incluir indemnizaciones. La inmobiliaria entregó 10,1 millones de euros a sus diez consejeros en 2007. De esos algo más de 10 millones, algo más de la mitad (5,2) fueron aportados en indemnizaciones acordadas después de pactar el reparto de la empresa entre sus principales accionistas, la familia Sanahuja y Joaquín Rivero, el anterior presidente.
Por su parte, la firma Colonial entregó a sus consejeros seis millones de euros; Reyal Urbis -en manos de la familia Santamaría-, 4,3 millones; Afirma -antigua Astroc-, 0,9 millones, y Parquesol -del grupo San José-, 0,78 millones. Estas cifras incluyen únicamente la retribución fija y la variable aportadas por las compañías a los miembros de sus consejos de administración.
Según el informe de gobierno corporativo relativo al ejercicio pasado enviado este año por Martinsa Fadesa, el presidente Fernando Martín y el consejero delegado Carlos Vela -que abandonó su cargo pocos días antes de que la inmobiliaria suspendiera pagos- cobraron la mayoría de los 6,7 millones con los que se retribuyó al consejo. La retribución fija que recibió éste fue de 3,9 millones, mientras que la variable fue de 2,8 millones. El consejo disponía también de 0,8 millones de euros en fondos y planes de pensiones.
Por otra parte, el secretario general del PSOE extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, aseguró ayer que Emilio Botín es un "mal español", por haber hecho "liquidez hundiendo" a Martinsa Fadesa, al tiempo que se dedica a "salvar la economía de Gran Bretaña" adquiriendo bancos, en alusión a la reciente compra del bancoAlliance & Leicester.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook