19 de julio de 2008
19.07.2008

ACS asegura que no tiene cerrada la venta pero cuenta con varias ofertas

19.07.2008 | 02:00
Sede central de la eléctrica pública francesa EDF.

Los analistas apuntan a que existe un pacto con la compañía gala EDF

El grupo energético francés EDF es, para la mayoría de los analistas consultados, el principal candidato para comprar el 45,3% del capital de Unión Fenosa que controla el constructor ACS, si bien destacan que otros grupos europeos podrían estar interesados en la operación. ACS asegura que no tiene cerrada la venta pero que cuenta con varias ofertas.
Para el departamento de análisis de Atlas Capital, EDF es el principal candidato para comprar la participación de ACS, tanto por el claro interés que ya ha mostrado por entrar en el mercado español, como por tener capacidad financiera para hacerlo.
Además, estos analistas señalan que los grupos alemanes E.ON y RWE también pueden aprovechar la oportunidad de compra, por lo que estarán manteniendo conversaciones con el grupo constructor.
Por su parte, los analistas de Bankinter también creen que EDF es el comprador más probable, aunque ACS podrían estar estudiando la intención de E.ON, RWE y la portuguesa EDP, agregan.
En su opinión, la operación de compra podría cerrarse en las "próximas horas".
Los expertos de JP Morgan destacan que EDF es actualmente "el principal candidato" para comprar Unión Fenosa, y creen que EDP no tiene interés en entrar en la operación.
Otros analistas consultados señalaron que EDF ha mostrado en numerosas ocasiones su intención de entrar en el mercado español y podría aprovechar el escenario económico actual y las bajadas que han sufrido en Bolsa las empresas energéticas para cerrar esta operación, comprar el paquete de ACS y posteriormente aspirar a la totalidad del capital de Unión Fenosa.
Sin embargo, el director del servicio de análisis de Fortis, Antonio López, manifestó sus dudas acerca de que la operación esté tan avanzada como indican algunos agentes del sector.
No obstante, apuntó como posibles compradores de Unión Fenosa a E.ON, EDF y Gas Natural, para quienes ésta sería la última oportunidad de crecer en el negocio eléctrico español.
Desde el departamento de análisis de Renta 4 no se descartan "movimientos de concentración en el sector eléctrico en el corto plazo", si bien considera que "las opciones están muy abiertas".
Fuentes cercanas a la operación reconocieron que el grupo constructor ha recibido ya varias ofertas de compra por la eléctrica y que la venta podría cerrarse en breve, mientras que ACS aseguró ayer que no se ha alcanzado aún ningún pacto de venta.
ACS cuenta con varias ofertas interesadas en hacerse con Unión Fenosa, eléctrica que el grupo de construcción y servicios controla con una participación del 45,3%, con las que está manteniendo conversaciones, indicaron en fuentes del sector.
La compañía que finalmente alcance un acuerdo con la compañía que preside Florentino Pérez deberá formular una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) sobre Fenosa, dado que su participación sobrepasaría el límite del 30% a partir del cual la actual legislación obliga a "opar".
Unión Fenosa cerró la sesión de bolsa de ayer jueves con una capitalización de bursátil de unos 12.400 millones de euros, con lo que el 45,3% en manos de ACS suma un valor de unos 5.600 millones.
Fuentes del grupo constructor rechazaron que la compañía cuente con un acuerdo cerrado con la francesa EDF sobre la eléctrica que preside Pedro López Jiménez.
Por su parte, los accionistas gallegos en Unión Fenosa, Caixanova, Caixa Galicia y Banco Pastor, no prevén, en principio, tomar nuevas posiciones en la eléctrica, aunque puntualizan que, en función de los movimientos que pueda haber, podrían variar su estrategia inicial.
ACS reveló el jueves a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha optado por vender Fenosa para "concentrar sus esfuerzos en consolidarse en Iberdrola", eléctrica de la que es primer socio con un 12,4% de su capital.
El grupo constructor explicó que la venta surgió como una de las "posibles operaciones a realizar" en el marco de las conversaciones que, según ratifica, "ha venido manteniendo con distintos operadores energéticos tendentes a la reordenación del mapa español del sector".
La posibilidad de que ACS venda Fenosa constituye así una de las "otras alternativas" que el grupo aseguró estar dispuesto a buscar dentro de la reordenación energética en caso de que no prosperasen las dos inicialmente planteadas en el mercado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook