14 de julio de 2008
14.07.2008

El motor de Vigo cumple medio siglo

La familia Peugeot acompañará a los Reyes en la celebración del 50 aniversario de la fábrica viguesa.

14.07.2008 | 11:11
Los Reyes visitaron Citroën en 1964 y en 1976, época a la que corresponde esta fotografía

Del 2CV al C4 Picasso. La factoría viguesa de PSA Peugeot Citroën cierra mañana los actos conmemorativos de su 50 aniversario con la visita de los Reyes de España y más de 500 personalidades del mundo de la política y la economía españolas. Al acto acudirá Thierry Peugeot, presidente del Consejo de Vigilancia de la multinacional automovilística y representante de la familia Peugeot, máximo accionista de la empresa. La celebración concluirá con una fotografía con los trabajadores de la planta.

Nadie quiere perderse esta cita con la historia. Más de 500 personas del mundo de la economía y la política acudirán mañana al cierre de los actos del cincuenta aniversario de la factoría de PSA Peugeot Citroën en Vigo, que contarán con la presencia de los Reyes de España. Según confirmaron fuentes de la organización, la familia Peugeot -propietaria de la multinacional automovilística- estará representada por Thierry Peugeot, presidente del Consejo de Vigilancia del grupo francés. También viene el director industrial de PSA, Roland Vardanega, y los máximos responsables de las dos marcas en España y Portugal.

La previsión es que don Juan Carlos y doña Sofía hagan un recorrido por la planta, en la que actualmente se producen siete modelos para un centenar de mercados, que concluirá en un acto central con los trabajadores, por lo que la producción podría interrumpirse en el turno de tarde. No se trata de la primera vez que los monarcas visitan las instalaciones de Balaídos: ya lo hicieron en 1964, entonces como Príncipes de Asturias, y posteriormente, en 1976, como reyes.

En los últimos treinta y dos años, la factoría viguesa ha vivido una auténtica revolución tecnológica, hasta convertirse en el primer centro de producción del grupo francés, y en la segunda planta más productiva de Europa después de una de Volkswagen en Alemania.

La plantilla se triplicó desde 1972, pasando de 3.000 trabajadores a más de 9.000 en la actualidad, y lo mismo con la producción. En 1976 salieron de la factoría 133.000 unidades, frente a las más de 500.000 del año pasado, cuando batió su máximo histórico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook