09 de julio de 2008
09.07.2008

La venta de Valeo en Porriño se cierra con la recolocación de sus 150 trabajadores

09.07.2008 | 10:16
Los trabajadores se manifestaron ayer ante la sede de Asime, donde se celebró la reunión.

La plantilla del grupo francés se repartirá entre Cablerías Auto (92) y el Grupo Viza (58)

La firma de la subrogación de los bienes del Grupo Valeo en Porriño a la empresa viguesa Cablerías Auto ya se ha producido y se evita así que 150 trabajadores queden en la calle. Cablerías se ha hecho con la propiedad de las instalaciones del grupo francés, que compartirá con el Grupo Viza. Asimismo las dos empresas se rapartirán la plantilla, 92 trabajadores para Cablerías y 58 para Viza, que les dará ocupación en la empresa matriz (10 trabajadores) y en la filial Alymosa (48). El acuerdo ya se había alcanzado el 8 de abril, pero no fue posible ratificarlo hasta ahora ante notario, mientras los trabajadores no tuvieron claro el proyecto de futuro, aunque falte el plan industrial.

La Xunta participa en el 10% del accionariado de la nueva compañía con 600.000 euros, a través de la sociedad de capital riesgo XesGalicia. También concederá ayudas destinadas a I+D+i, en formación y en contratación.

Cablerías se hace cargo de la producción de Valeo hasta finales de año, que consiste en la fabricación de cableado para el vehículos Xsara Picasso que el Grupo PSA Peugeot Citroën produce en Vigo y en Francia.

Este encargo se realiza a través de la multinacional Leoni, con la que Cablerías negocia con el fin de poder seguir trabajando con ellos en el futuro. Ésta es una de las opciones que maneja la nueva empresa cara a su plan industrial de futuro, que tiene previsto dar a conocer a los trabajadores a finales de mes.

El traslado de los 58 trabajadores a Viza se realizará en tres fases. El 18 de julio parasarán los primeros 18. El primero de septiembre está previsto que lo hagan otros 19 y, finalmente, en enero de 2009, lo harán los 21 restantes.

El secretario general del Metal de la CIG en Galicia, Miguel Malvido, está "satisfecho" de que "el proceso llegara a buen puerto y de que se hubiera conseguido recolocar a los 150 trabajadores. Otras empresas en situación similar no pueden decir lo mismo".

El responsable de Automoción de UGT, Rubén Pérez, reconoce que "por fin se conmsiguió la vía de solución, aunque queda por conocer un punto fundamental como es conocer el plan industrial. Los trabajadores han aprobado la subrogación confiando a priori en el proyecto, sin tener demasiados elementos. Estaremos vigilantes".

Para CC OO la subrogación fue una "chapuza" por la gestión de la CIG, en opinión del responsable de Automoción de CC OO, Celso Carnero. "Parte de los trabajadores, que firmaron presionados el traslado de empresa, rompieron a llorar mientras la mayoría del comité lo celebraba. Jugada empresarial perfecta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas