09 de julio de 2008
09.07.2008

La plantilla de Juliana se opone a que Vulcano desvíe producción a Vigo

09.07.2008 | 02:00
Asamblea conjunta de los trabajadores del astillero Juliana y de las auxiliares.

Los sindicatos del astillero asturiano plantean una huelga de un mes a partir del 15 de junio

Redacción / Vigo / Gijón
La plantilla del astillero Juliana de Gijón, propiedad al 100% de Factorías Vulcano, se ha movilizado para impedir que la dirección de la empresa desvíe la construcción de un buque sísmico a la planta de Vigo.
Los trabajadores asturianos se reunieron el pasado lunes en asamblea para rechazar el plan del astillero vigués, que en el año 2006 adquirió las instalaciones a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) por 2,09 millones de euros, de trasladar uno de los cuatro buques contratados por la empresa que preside Fernando Santodomingo. Los representantes sindicales de Juliana señalaron que la construcción 535 corresponde a uno de los cuatro buques sísmicos contratados en su día para ser construidos en Gijón. Uno de estos encargos ya fue derivado a Vigo en los últimos meses.
En declaraciones al periódico La Nueva España, el máximo responsable de UGT en el astillero gijonés, Félix Magadán, advirtió que de "ninguna manera vamos a permitir que se lleven la obra a Vigo".
Magadán explicó que actualmente en Juliana se construyen, en distintas fases, dos buques sísmicos y un cementador para la naviera asturiana Tudela Veguín.
Añadió que si la empresa trasladase a Vigo la construcción 535 "algunas secciones del astillero entrarían ya en subactividad el próximo mes de octubre".
Los sindicatos con representación en la empresa propiedad de Factorías Vulcano, CC OO y UGT, ya han solicitado, a través del comité de empresa, un preaviso de huelga de un mes de duración, que comenzaría el próximo 15 de julio, en el caso de que antes no vislumbren una solución que permita la continuidad del astillero.
Los representantes sindicales de Juliana tienen previsto reunirse mañana con la sociedad privada Pymar (Pequeños y Medianos Astilleros en Reconversión) y con la SEPI el próximo lunes para debatir el plan industrial de Juliana 2008-2014 que presentó hace meses el presidente Fernando Santodomingo.
El plan establece la incorporación de 44 trabajadores excedentes de Naval Gijón, el otro astillero que queda en esa bahía, que se cerrará tras el verano una vez terminada la construcción de su último encargo: un buque portacontenedores.
También contempla el plan la prejubilación de 115 trabajadores de este astillero, pero siempre si se obtienen ayudas de la Administración.
La empresa indica que no dispone de los fondos para acometer las inversiones a las que se comprometió al adquirir el astillero a la SEPI y vincula su realización a la obtención de ayudas públicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook