16 de junio de 2008
16.06.2008
crisis del combustible

Los transportistas suspenden las protestas temporalmente "para no perjudicar más al sector"

Cientos de camiones fueron retenidos en su marcha hacia Madrid

16.06.2008 | 15:08

Las patronales Fenadismer, Confedetrans y Antid decidieron hoy suspender temporalmente el paro indefinido que desarrollaban en el sector del transporte de mercancías por carretera desde hace una semana. Las tres organizaciones, que en cualquier caso mantienen sus reivindicaciones, atribuyeron la decisión a su intención de "no ocasionar más perjuicios a la maltrecha economía del sector". Precisamente hoy la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, aseguraba que "una minoría no se iba a imponer a la mayoría que ha decidido pactar". El fin de la huelga se produce el mismo día en que cientos de camiones han sido retenidos en su intento de entrada a Madrid para colapsar la capital de España.

Las patronales organizadoras de la huelga de los transportistas que durante la ultima semana ha tenido a España en vilo han decidido hoy suspender temporalmente el paro indefinido que estaban desarrollando. Las patronales Fenadismer, Confedetrans y Antid aseguran que su intención es no ocasionar más perjuicios al sector que ya está muy maltrecho. No obstante, acusan al Gobierno de actuar de forma "irresponsable", al pretender "cerrar en falso" la crisis que atraviesa el sector. "El Gobierno ha conseguido taponar la herida sangrante de este sector pero no curarla y antes o después volverá a abrirse", asegura Julio Villaescusa, presidente de Fenadismer.

Los convocantes no aclaran cuanto durarán esta suspensión temporal ya que serán las empresas los que decidan reanudar o no los paros. Así Fenadismer, Confedetrans y Antid mantienen su voluntad de buscar soluciones para salir de la crisis, promoviendo "la realización de otros actos y movilizaciones".

De hecho, la Asociación Nacional de Empresarios y Profesionales Autónomos (Asnepa) mantiene su llamamiento a todos los transportistas autónomos para que de forma "organizada y calmada" acudan a la manifestación que ha convocado para el próximo miércoles a las 12.30 horas en Madrid, en la cual prevé la asistencia de 15.000 cabezas tractoras para un recorrido entre la plaza de Colón y la sede del Ministerio de Fomento en el paseo de la Castellana.

Las patronales lamentan que las organizaciones que han firmado con el Gobierno un acuerdo para paliar el impacto del precio del combustible no representan los intereses de la mayoría de los pequeños y medianos empresarios. Según Fenadismer, el paquete de 54 medidas para la mejora del sector pactado sólo fue firmado por el Comité Nacional del Transporte por Carretera y distintas asociaciones de intermediarios que no poseen vehículos propios. En este sentido, Fenadismer precisó que la subida del 21,7 por ciento del precio del gasóleo en el último año ha supuesto un coste de 2.713 millones de euros para el conjunto del sector. Esta cifra se traduce en un coste de 8.085 euros anuales para cada vehículo pesado y 1.050 euros para uno ligero.

Por su parte, las compañías comienzan a valorar económicamente los daños que les ha ocasionado la huelga de los transportes, de forma que según los datos de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), que representa a empresas como Mercadona, Dinosol o El Arbol, cifran en 130 millones las pérdidas que tendrán que afrontar debido a los daños directos del transporte, así como a actos vandálicos y pérdida de productos perecederos.

La minoría no se impone

Esta suspensión temporal de la huelga se produce precisamente el mismo día en que desde el Ministerio de Fomento se realizaba un nuevo llamamiento al respeto de la normativa asegurando que "una minoría no se puede imponer a la mayoría". La ministra de Fomento, Magdalena Alvarez, cerraba la posibilidad a emprender medidas adicionales con los responsables de las protestas asegurando que había tomado las decisiones "adecuadas" en la negociación. Recordó que no es el Gobierno quien no reconoce a los colectivos que siguen convocando los paros, sino que "hay una reglas de juego" que hay que respetar y que están establecidas por ley. No obstante, la responsable económica de la dirección del Grupo Popular en el Congreso, Fátima Báñez, instó a Alvarez a que "dialogue con todos" para buscar "soluciones globales".

Asimismo, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, invitó a las patronales que hoy suspendieron temporalmente los paros a que se sumen al acuerdo con el Ejecutivo que ya firmaron otros representantes del sector. Durante una rueda de prensa en la sede de la Delegación del Gobierno de la Comunidad Valenciana insistió en que el acuerdo es "muy razonable" y confió en que pronto queden desconvocados los paros.

Los transportistas han estado activos hasta el último momento. Una semana después del inicio de la huelga, centenares de camioneros autónomos se dirigían esta madrugada a Madrid desde diferentes puntos de España para demostrar su disconformidad con el Gobierno por el acuerdo firmado el miércoles con Fomento. Unos 500 camiones fueron retenidos en las proximidades Benavente en un dispositivo desplegado por la Guardia Civil para impedir su llegada a Madrid. El dispositivo de control establecido por el Ministerio de Interior, consistía en círculos concéntricos, con controles a cientos de kilómetros de Madrid que se repiten según se acerca a la capital para impedir el paso de los camiones que no lleven carga.

Manuel Núñez, presidente de la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte, aseguraba hoy que los camioneros a los que representan, actualmente retenidos en aparcamientos y áreas de descanso, no tenían intención de colapsar Madrid, sino sólo de manifestarse. "No hacemos medidas de presión, sólo queremos dar a conocer a la opinión pública quienes somos y nuestro sistema de trabajo. No íbamos a colapsar la ciudad, sólo a manifestarnos por Madrid", ha asegurado en Onda Cero.

El dispositivo desplegado por el Gobierno ha llevado a algunos camioneros a pasar la noche poniendo denuncias en las Delegaciones del Gobierno de las zonas donde se encuentran detenidos. Consideran que es una provocación de Interior y aseguran que la ministra hace oídos sordos.

Algunas retenciones

Pese al dispositivo de Interior, esta mañana se produjeron algunas retenciones en algunas de las carreteras de acceso a las principales ciudades españolas debido a los controles que la Guardia Civil estaba realizando con el objetivo de impedir el paso de los camiones que no lleven carga. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, pidió disculpas hoy a ciudadanos y camioneros por las retenciones pero recordó que estos atascos son mejor que "el colapso de Madrid durante muchas horas".

Según informó la DGT, desde primeras horas de la mañana existen seis kilómetros de retenciones en la carretera de Barcelona entre Azuqueca de Henares, Guadalajara, y Meco porque hay un carril, y se deja pasar a los coches por la R-2 de forma gratuita hasta la M-50. En la A-1 de Burgos, están cortados dos carriles en La Cabrera, al altura del kilómetro 58.

En la A-4 de Andalucía se dan cuatro kilómetros de tráfico lento entre el kilómetro 22 y el 18, a la altura de Pinto. En la carretera de Toledo también había cinco kilómetros de retenciones en la A-42, a la altura de Illescas, por lo que se deja entrar a los vehículos por la vía de peaje AP-41 hasta Madrid. En la carretera de Extremadura, la A-5, se registraron 8 kilómetros de retenciones entre Valmojado y Casarrubios del Monte. En el resto de España sólo se registraron atascos por la presencia de camiones en la A-44 a su paso por Campotejar (Granada) en dirección a Bailén. Además varias decenas de transportistas se concentraron hoy en el Puerto de Huelva en protesta por los precios del gasóleo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine