13 de junio de 2008
13.06.2008
Industria cervecera

InBev lanza una oferta de 29.800 millones de euros por el fabricante de Budweiser

13.06.2008 | 21:08

El grupo cervecero belga InBev, propietario de marcas como Stella Artois y Beck's, ha lanzado una oferta de 65 dólares por acción sobre la estadounidense Anheuser-Busch, el fabricante de la popular marca Budwiser, lo que valora la compañía en cerca de 46.000 millones de dólares (29.800 millones de euros).

El consejo de la cervecera estadounidense dice que estudiará la propuesta, que cuenta con financiación de Santander, Fortis y RBS, entre otros

Anheuser-Busch, por su parte, ha respondido a la presentación de la oferta y señaló que su consejo "evaluará cuidadosamente la misma en el contexto de todos los factores relevantes", lo que incluye el plan estratégico de la compañía a largo plazo.

"El consejo revisará los méritos de la propuesta y la someterá a consulta con sus asesores legales y financieros. El consejo actuará según el mejor interés para los accionistas", concluye el comunicado remitido por la empresa tras recibir la propuesta de compra.

InBev anunció hoy en un comunicado su propuesta de compra, que representa una prima del 35% con respecto a la media de cotización de Anheuser-Busch de los últimos 30 días y de un 11,4% con respecto al cierre de ayer, de 58,35 dólares por título.

La compañía belga se haría con el control de cerca de una cuarta parte del mercado mundial de la cerveza si la transacción llegara a buen puerto, ya que Anheuser contabiliza cerca de la mitad de las ventas de esta bebida en EEUU.

"La fusión de Anheuser-Busch e InBev podría crear el líder global en la industria cervecera y una de las cinco mayores compañías de consumo a nivel mundial", agrega la compañía, que, según cifras pro-forma de 2007, calcula unos volúmenes anuales globales de cerveza de 460 millones de hectolitros, unas ventas de 36.400 millones de dólares (23.600 millones de euros) y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 10.700 millones de dólares (6.938 millones de euros) para el grupo fusionado.

InBev cree que la transacción sería interesante para consumidores, accionistas, empleados, mayoristas y compañeros de negocio de ambas compañías e informa que la propuesta de compra fue enviada ayer al consejo de la cervecera estadounidense y de que están dispuestos a iniciar un diálogo "con el objetivo de consumar una fusión amistosa".

La cervecera belga destaca las abundantes sinergias derivadas de la fusión entre ambas compañías y asegura que ha recibido un sólido apoyo por parte de los bancos contactados para financiar la transacción, que incluyen al Santander, Barclays, BNP Paribas Deutsche Bank, Fortis, ING, JP Morgan y RBS.

POSIBLES RETICENCIAS POLÍTICAS.

Sin embargo, según la prensa local, Budweiser es la marca más famosa de cerveza en Estados Unidos y su adquisición por parte de una compañía extranjera podría crear implicaciones políticas, de hecho, el gobernador del estado de Missouri, Matt Blunt, siempre ha mostrado una férrea oposición a la venta de la histórica cervecera.

Con el objeto de vencer estas reticencias, InBev ha propuesto cambiar el nombre a la compañía fusionada con una denominación que incluya la herencia histórica de la tradición de las marcas de Anheuser-Busch y afirma que invitaría a formar parte del consejo de la compañía fusionada a directivos de la empresa estadounidense además de retener a los miembros clave de la gestión del grupo.

"Dadas las limitaciones geográficas entre los dos negocios y la eficiencia de la huella de las fábricas de cerveza de Anheuser-Busch, InBev las mantendría todas", asegura la compañía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine