11 de junio de 2008
11.06.2008

Una escasez anunciada

11.06.2008 | 02:00
Imagen del mercado del Berbés, ayer. / M. CAnosa

Los restaurantes temen problemas de suministro de pescado desde la próxima semana

Las plazas de abastos comienzan a notar los efectos de las huelgas paralelas que mantienen tanto los pescadores como los transportistas. Ayer mismo, a las viguesas del Progreso, Berbés o Calvario acudieron menos pescantinas, se estima que la mitad, que cualquier día.
"No es tanto porque no haya pescado en la lonja, que esta noche [por la madrugada del lunes al martes] aún descargaron un par de barcos del Gran Sol y había pescado [se subastaron 24 toneladas de pescado, la décima parte de lo habitual]; sino porque muchas vendedoras, las que no tienen coche, no pueden traer el pescado a la plaza por la huelga del transporte". Así explicaba los motivos de la ausencia de buena parte de sus compañeras una de las pescantinas del Progreso, un mercado ayer con menos afluencia de clientes de lo normal "porque la gente cree que ya no hay pescado a la venta".
En el mismo análisis coincidía otra vendedora de plaza del Calvario, que ayer aún ofertaba en su puesto especies como rapante, martiño, rape, fanecas o merluzas, aunque en cantidades muy inferiores y para un público más reducido para cualquier martes.
La previsión es que, de mantenerse el amarre de la flota, el desabastecimiento se generalice a final de semana, cuando descarguen los últimos "gransoleros" aún pendientes de llegar al puerto de Vigo para sumarse al paro.
Mientras, los días anómalos para la pesca parecen no haber hecho mella aún en la actividad de los restaurantes de la ciudad de Vigo.
"De momento no hay problemas para encontrar buen producto; no hay pescado pequeño pero grande hoy (por ayer) había de todo aunque en algunas especies bajó algo la calidad", señalaba Adolfo Riera, del restaurante "Cíes", en Canido. "Nosotros trabajamos al día y, cuando no haya pescado tendremos que cambiar algo la carta, con más carnes o verduras; pero esperemos que todo se solucione", decía.

Normalidad
Tampoco Jaime López, del restaurante "El Capitán", vive aún la escasez de pescado. "Aún hay de todo y muy bueno, aunque ya veremos en los próximos días; si esta situación no se arregla, tendremos que ver qué se hace; de momento tengo suministro para unos días pero, luego, a lo mejor hay que coger vacaciones", señala.
Mientras, Alejandro Taboada encargado de cocina del restaurante "Rocamar", de Baiona, asegura que cuentan con suministro para aguantar sin problemas esta semana, en la que servirán dos bodas. "Estos días compramos aún sin problemas y tenemos mercancía comprada y viveros pero a partir de la semana que viene pueden empezar los problemas y a ver cómo los solucionamos; algún cambio en la carta habrá que hacer", indica.
Tampoco había notado ayer problemas de suministro de pescado Josefa, encargada de compras de "El Mosquito", en Vigo. "De momento encontramos de todo, buenas centollas y bogavantes y todo el pescado; a, lo mejor mañana (por hoy) ya no hay y veremos qué hacemos, aunque también contamos con muy buenas carnes", decía, en coincidencia con Manolo Lago del restaurante "Pinales", de Chapela, que no nota aún la falta de pescado, excepto "en algún producto", aunque a partir de la semana que viene puede cambiar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine